9 señales de que estás demasiado estresado (y no lo sabes)

El estrés puede ser la razón subyacente de muchas de nuestras dolencias. Reduce el sistema inmunológico, causando que nos enfermemos y tengamos dolor en el cuerpo. WebMD explica el estrés como: “… cualquier cambio en el entorno que requiera que su cuerpo reaccione y se ajuste como respuesta. El cuerpo reacciona a estos cambios con respuestas físicas, mentales y emocionales. El estrés es una parte normal de la vida. Muchos eventos que te suceden a ti y a tu alrededor -y muchas cosas que haces tú mismo- añaden estrés en tu cuerpo. Puedes experimentar buenas o malas formas de estrés de tu entorno, tu cuerpo y tus pensamientos“.




Cuando estamos demasiado estresados, es posible que ni siquiera sintamos el estrés, ya que se oculta bajo varios síntomas.

AQUÍ HAY 9 SEÑALES DE QUE ESTÁ DEMASIADO ESTRESADO Y NI SIQUIERA LO SABE

1. SU CUERPO ESTÁ DOLORIDO.

No escuchamos los susurros del cuerpo hasta que el dolor empieza a gritar. Bajo niveles altos de estrés, su cuerpo comenzará a descomponerse. Puede experimentar problemas estomacales, diarrea, úlceras, músculos tensos, dolores de pecho y palpitaciones. Tendrá molestias de todo tipo, se desencadenará la artritis y hasta los dolores de cabeza estarán gritando por su atención. Siempre que tenga dolor en su cuerpo, sea consciente de ello. No ignore los síntomas. Diríjase a lo que está pasando. No es sólo el control del estrés lo que le ayudará a sanar. La aceptación y la conciencia de que el cambio es necesario, es el primer paso para lidiar con el manejo del estrés.

2. NO ESTÁ DURMIENDO BIEN.

Cualquier fluctuación en los patrones de sueño, ya sea durmiendo demasiado por agotamiento o demasiado poco por insomnio, necesita ser tratada. La meditación, el ejercicio y una dieta saludable ayudan con los problemas del sueño. Pero, en última instancia, es necesario encontrar la raíz del problema. ¿Se preocupa demasiado por la noche? Cuando duerme, ¿tiene pesadillas? Nuestros eventos diarios se juegan en el subconsciente. El sueño, o la falta de sueño, se ve afectado. El estrés impide un estado pacífico de ánimo. Los patrones de sueño cambian con la edad y los factores ambientales, sin embargo, cuando usted está demasiado estresado, el sueño es una de las primeras cosas que se ven afectadas.

3. TIENE FLUCTUACIONES DE PESO.

¿Está comiendo demasiado o se le olvida comer? El estrés ralentizará su metabolismo y aumentará de peso. El cambio en el apetito es un radar de nuestro cuerpo emocional y físico y cómo estamos siendo afectados. Si usted está preocupando y no está tratando los problemas, también puede darse cuenta de que pierde peso rápidamente. Cuando estamos sobreestresados, las células no reciben suficiente oxígeno. La comida es energía y lo que ponemos en el cuerpo es una señal de cómo manejamos las cosas. ¿Está comiendo demasiados dulces? ¿No come lo suficiente? El cuerpo es un vehículo, y cómo lo tratamos se basa en nuestra capacidad mental para tratar los problemas emocionales.

4. NO PUEDE DEJAR DE PENSAR EN EL TRABAJO O EN LOS PROBLEMAS.

Si no puede dejar el trabajo, las finanzas y otros problemas durante un tiempo para encontrar el equilibrio, el estrés tendrá el control de su vida. Mark Twain dijo: “Preocuparse es como pagar una deuda que no se debe“. No se puede encontrar una solución hasta que no tome distancia del problema. El exceso de preocupación puede escalar y causar problemas psicológicos y físicos. Si usted está constantemente mirando su teléfono, correos electrónicos y otras formas de comunicación desde el trabajo, es hora de enfrentarse a lo que realmente es importante en su vida. El estrés le está asfixiando.




5. NO PUEDE QUEDARSE QUIETO.

Evitar estar quieto es una gran forma de sentirse estresado. Si no puede salir a caminar, sentarte en contemplación, hacer ejercicios de estiramiento suave o simplemente estar con sus propios pensamientos, existe la posibilidad de que esté demasiado estresado. Si la ansiedad es constante y no puede relajarse ni siquiera para leer un libro, es hora de tratar lo que le está haciendo evitar estar quieto. A veces la mente es el peor enemigo. Es hora de que consiga ayuda para controlar su ansiedad y sus miedos. El estrés puede ser provocado por un desequilibrio en el cuerpo emocional. Las cosas que evitamos nos empujan cada vez más hacia abajo hasta que las sentimos en otras áreas del cuerpo.

6. TIENE POCA PACIENCIA CON LOS DEMÁS.

Uno de los primeros síntomas de estar demasiado estresado es la incapacidad de tener paciencia o tolerancia con los demás. Nuestros seres queridos sufren nuestra ira por estar nosotros bajo una tremenda tensión. Si usted se enfada rápidamente, lo más probable es que esté siendo atormentado por demasiado estrés en su vida. No es fácil cargar el mundo sobre los hombros. A veces necesitamos ser vulnerables y pedir ayuda. La falta de paciencia en los demás, y en ti mismo, es una señal de que necesita ir más despacio.

7. TIENE GRANDES CAMBIOS DE HUMOR.

Nuestra salud mental se ve afectada cuando los niveles de estrés aumentan. Si usted se encuentra feliz un momento, y luego inmediatamente llora o se enfurece, sus hormonas pueden estar siendo afectadas por demasiado estrés. Guardarse las cosas por dentro y cargar todo solo, no ayuda. Consiga ayuda. Hable con otros. Tómese el tiempo para averiguar qué es lo que realmente le está causando que se comporte de esta manera. El estrés no sólo lesiona el cuerpo, sino que también compromete y lastima las relaciones. El estrés puede aumentar los trastornos de ansiedad, los trastornos obsesivos compulsivos y las adicciones (al alcohol, las drogas, el sexo o los alimentos) y otros problemas de salud mental.

8. TIENE PÉRDIDA DE CABELLO.

Según Carolyn Jacob, fundadora y directora médica del Chicago Cosmetic Surgery and Dermatology: “Típicamente, la gente pierde alrededor de 100 cabellos al día. La mayoría de la gente ni siquiera se da cuenta. A veces, un estrés significativo puede provocar un cambio en las funciones fisiológicas rutinarias de su cuerpo, y hacer que un número desproporcionado de pelos entren en la fase de reposo al mismo tiempo. Luego, tres o cuatro meses después, a veces más tiempo, todos esos pelos en reposo se desprenden. El efecto puede ser alarmante. Los tipos de eventos que interrumpen el ciclo capilar normal pueden ser causados por las tensiones fisiológicas substanciales en su cuerpo“. Así que, si usted está experimentando un cambio significativo en la pérdida de cabello, es hora de que usted eche un vistazo a lo que está causando emocionalmente estos cambios físicos.

9. TIENE PÉRDIDA DE LIBIDO.

La pérdida de la libido es uno de los temas que la mayoría de las personas no abordan bajo estrés. Ni siquiera lo reconocerán para sí mismos o para sus parejas. Cada vez que los niveles de estrés aumentan, las secreciones de la hormona del estrés responsables de la respuesta sexual se ven afectadas. El estrés causa agotamiento y la incapacidad de experimentar cualquier tipo de intimidad. Si usted está experimentando una disminución o pérdida en su libido, puede ser el momento de probar el control del estrés y otras técnicas de relajación. En última instancia, su pareja no debería verse afectada por problemas externos que no son parte de su relación amorosa. Exprese su miedo y sus preocupaciones. Una vez que lo exteriorize, ya no tendrá poder sobre usted.




La vida a veces puede ser desafiante. Constantemente estamos poniendo enormes exigencias en los cuerpos emocional, físico y espiritual. Depende de nosotros ser realistas sobre lo que es importante. Un poco de malestar hoy puede llevarnos al hospital mañana. El estrés es un asesino silencioso. Escuchemos los cambios que suceden en nuestros cuerpos para poder abordarlos desde el principio. La vida es demasiado corta para vivir bajo un caos constante.

Por favor, COMPARTA esta importante información de salud con sus amigos y familiares. ¡Gracias!


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido