7 señales de advertencia de una persona que debe evitar

No importa quiénes somos o qué tipo de personalidad tenemos, hay algunos tipos de personas que nos irritan o nos sacan el lado de nosotros del que no estamos orgullosos. Puede que no sean necesariamente malas personas, pero todos tenemos o sabemos de alguna persona que no puede dejar de armar un gran alboroto sobre sí misma. Esta persona siempre se queja de algo u otro, trata de hacer que todo gire en torno a sí mismo, nunca parece feliz, y así sucesivamente. Pasando poco o más tiempo con tal persona, lentamente comienza a hacer que usted se sienta deprimido o incluso constantemente agitado o malhumorado.




Bueno, déjenos asegurarle que no es culpa suya y definitivamente no está solo en esto.

Aunque, inicialmente podría sentir lástima por esa persona o simpatizar con ella, con la esperanza de que pueda hacer que esta persona se sienta mejor o incluso cambiarla, puede lenta y a menudo, sin saberlo, alejar su felicidad, energía y paciencia de la vida diaria.

Así que, aquí hay 7 señales del tipo de personas de las que necesita alejarse. Y para aquellos de ustedes que por casualidad poseen algunas de estas señales, sabrán por qué la gente está siendo cautelosa y se mantienen alejados de ustedes:

1. Esta persona le juzga por cada pequeña cosa

Ya sea el tipo de ropa que usa, lo que dice, los libros que lee, la música que escucha, las cosas que hace e incluso sus sueños, estas son algunas de sus cosas favoritas para juzgarle. Aunque usted puede recibir algún comentario bueno de forma ocasional, ellos pueden estar juzgándolo en secreto en sus mentes o a sus espaldas. Así que nunca piense que lo que le muestran es todo lo que dicen de usted. De la misma manera, usted también puede ser el tópico candente en sus chismes y rumores, desde hacer bromas sobre usted hasta ridiculizar las cosas que usted hace. Bueno, ¡nadie necesita esto!

2. Esta persona no escucha a nadie, sólo a su propia voz

Además de no escucharle, a menudo hablan sin dejarle terminar lo que tiene que decir, o incluso interrumpiéndole con el pensamiento de que lo que tienen que decirle es más importante que lo que tiene que decir usted. A veces, probablemente parece como si sólo pretendieran escucharle, pero sólo escuchan con la intención de formular una respuesta y no para realmente entender o dar valor a sus palabras. Esto incluye interrumpirle con una historia propia, cambiar el tema a algo completamente fuera de contexto, interrumpir en mitad de la conversación o distraerle con algo irrelevante. Si no puede comunicarse efectivamente con alguien así, entonces no tiene sentido seguir con él.




3. Esta persona critica cada movimiento que usted hace

Ya sea que esté compartiendo noticias felices o discutiendo una situación desagradable en su vida, estas personas no verán esto como una oportunidad de estar ahí para usted. En su lugar, se asegurarán de criticar o encontrar algo malo de lo que usted comparte. Esto podría ser debido a sus propios motivos egoístas o sus intereses ocultos, afirmando sus autoproclamados e “importantes” comentarios personales u opiniones, cuando nadie preguntó por su opinión. Además de ser el conductor molesto y crítico del asiento trasero de los eventos de su vida, también tienen las agallas para decirle lo que tiene que hacer (también conocido como un consejo no solicitado) y si por casualidad no les escucha, se ofenden mucho o comienzan a comportarse mal con usted. Entonces, ¿por qué molestarse con este tipo de negatividad?

4. Esta persona siempre juega a ser ‘la víctima’

Cada una de sus quejas y lamentos dramáticos o exagerados tienen el mensaje subyacente de: “¡Oh, pobre de mí!” No importa si este es su estado de Whatsapp, los mensajes de Facebook o su entrada dramática a la oficina, sólo para hacer una escena porque están desesperados por llamar la atención de la gente. Incluso los asuntos más superficiales o minúsculos son desproporcionados, de modo que una vez más pueden obtener la simpatía de la gente o sentir lástima por sí mismos. La mejor parte de esto es que nunca piensan que algo que hacen está mal o es su culpa. Al igual que los niños mimados, siempre culpan a los demás y nunca aceptan sus errores. Esto sólo resultará en que se disculpe por cosas que nunca hizo mal o que le envuelvan en su pequeño mundo insignificante, innecesariamente. ¡Aléjese de esto tan pronto como pueda!

5. Esta persona no sabe guardar un secreto

No importa si compartió un secreto íntimo y personal con ellos, si hizo algo vergonzoso la noche anterior en una fiesta, o si le dijo lo que tenía para almorzar. Dado que “tóxico” es el segundo nombre de este tipo de personas, no se puede confiar en ellos aunque uno piense en ello un millón de veces. Lo que puede ser privado y discutido con la confianza del secreto absoluto para ellos es casi similar a colgar un pedazo de carne jugosa a un sabueso hambriento para que la devoren y la utilicen lo mejor que puedan. Entonces, ¿qué es lo que le impide encontrar gente que realmente se preocupe por usted y no quiera arruinar su reputación?

6. Esta persona es el perfecto hipócrita

Con un personaje que cambia de Polo Norte a Polo Sur en cuestión de segundos, estas personas tienen tendencia a decir una cosa junto con las afirmaciones más graves y luego hacer todo lo contrario, sólo porque pueden. Esto puede ser lo que hacen las comedias de televisión de los años 60, pero esto no es una broma. Por ejemplo, ellos pueden instarle a que siga sus consejos sobre qué hacer, y cuando lo hace, ellos hacen todo lo contrario, sólo para sabotearle, hacerle quedar como un tonto o que ha cometido un error. No caiga en esta trampa. Siga su propia intuición y siga sus propios consejos. Sólo diga lo suficiente para complacerlos y callarlos, pero haga lo suyo. Estas personas tienen el hábito de verse a sí mismas como superiores o mejores que todos los demás, así que tenga cuidado y manténgase alejado de ellas lo más posible. No son más que problemas.

7. Esta persona se queja de cualquier cosa y de todo

La felicidad es un mito en la mente de estas personas. Casi nada les impresionará, y nunca parecen estar contentos con nada. Además, son maestros a la hora de encontrar errores o imperfecciones en las cosas más perfectamente buenas. Los días más soleados pueden parecer demasiado calurosos o brillantes, el halago más sincero sería devuelto con sarcasmo o eliminado, e incluso si son ascencidos en su trabajo o ganan la lotería, eso no es suficiente para hacerlos felices, ni siquiera un poco. Nada es suficiente para ellos. Siempre tendrán algo negativo que decir sobre todo y sobre todos los que les rodean, en su mayoría a espaldas de los demás, ocultos por la imagen más simpática de la superficie. Siendo exhibicionistas naturales, siempre necesitarán un público para sus quejas.




Aunque son humanos y puede parecer agradable enfocarse en lo bueno en ellos, asegúrese de que no sea a expensas de su propia paz mental o felicidad.

Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido