6 señales de que tienes los pulmones sucios

¿Qué sabemos de nuestros pulmones? “Bueno, ¿no es ahí donde almacenamos el aire para respirar… para, uh, mantenernos vivos y todo eso?




Sí, los pulmones de hecho realizan esa función vital, pero en realidad son unos órganos absolutamente magníficos cuando se exploran. Así que, antes de entrar en lo que hace daño a estos órganos vitales, vamos a echar un vistazo más de cerca a lo que implican.

Nuestros pulmones son de textura esponjosa y sirven como el órgano de refinación en el consumo y descomposición del oxígeno. Cuando inhalamos aire a través de la nariz o la boca, el aire viaja hacia la laringe y a través de la tráquea. Este aire llega a nuestros bronquios izquierdo y derecho, que transportan el aire al pulmón. El aire se desplaza a continuación hacia los alvéolos -sacos microscópicos que absorben el oxígeno del aire- a través de los bronquiolos. Los alvéolos luego transfieren el oxígeno al torrente sanguíneo. Finalmente, los residuos de dióxido de carbono que se recogen en el aire se devuelven de la sangre a los alvéolos, donde se exhalan.

Bien, entonces se acabó la lección de biología. No es tan simple como respirar y respirar, aparentemente. Es realmente notable que un proceso tan complejo se lleve a cabo en cuestión de un par de segundos. Desafortunadamente, cualquier error en este complejo proceso generalmente resulta en daño pulmonar crónico o agudo.

Si alguien sufre de una afección pulmonar, generalmente es el resultado de un daño a los alvéolos (los sacos de aire del pulmón) o a los bronquios (grandes vías respiratorias del pulmón). Tres de las dolencias pulmonares más comunes – bronquitis, asma y enfisema – son el resultado de una anomalía que involucra los bronquios o alvéolos.

Fumar es tan dañino porque inhibe la función pulmonar normal. La enfermedad pulmonar obstructiva crónica, o EPOC, ocurre más comúnmente en aquellos que fuman. Este daño a los pulmones crea dificultad para exhalar, lo que resulta en falta de aire. El enfisema (un tipo de EPOC) generalmente es el resultado del tabaquismo, ya que el humo del tabaco daña los alvéolos, atrapando el aire en los pulmones y dificultando la respiración normal.




Aunque fumar es ciertamente una causa de daño a los pulmones en muchos casos, no es el único factor – las infecciones y la genética también juegan un papel. Como se mencionó, los pulmones son sólo una parte de lo que es un sistema complejo, y el daño a cualquier parte de este sistema puede resultar en problemas pulmonares severos.

La noticia positiva (finalmente!) es que los pulmones pueden ser reparados. Obviamente, el grado en que los pulmones pueden sanar depende de las circunstancias. Pero hay ciertas acciones que podemos tomar para ayudar en este proceso de sanación.

SEIS SEÑALES COMUNES DE QUE LOS PULMONES ESTÁN SUCIOS:

SEÑAL 1: TOS CRÓNICA

Cuando la tos dura más de un mes, se considera crónica por naturaleza. Con toda probabilidad, la medicación ha sido probada y ha fallado. Esto debe ser tomado como una señal de que algo está mal en el sistema respiratorio.

SEÑAL 2: PRODUCCIÓN PERSISTENTE DE MUCOSIDAD

Cuando nuestras vías respiratorias están irritadas o infectadas, producirán moco (o flema) como defensa. Si esta producción incesante de moco dura más de un mes, puede ser una señal de advertencia de problemas pulmonares.

SEÑAL 3: DOLOR DE PECHO DURADERO

El dolor torácico que inexplicablemente dura más de un mes puede ser una señal de advertencia. Es una señal de que los pulmones están afectados si el dolor torácico se produce o empeora por inhalación, exhalación o tos.




SEÑAL 4: RESPIRACIÓN BREVE

Cuando se presenta dificultad para respirar, generalmente se debe a una afección del corazón de los pulmones. Este síntoma puede reducirse a uno u otro, ya que ambos están involucrados en el transporte de oxígeno a los tejidos y en la eliminación del dióxido de carbono. Cuando cualquiera de estos problemas se presenta, ocasiona dificultad para respirar.

SEÑAL 5: TOSER SANGRE

Cuando se presenta la tos con sangre, siempre es un problema con los pulmones o del tracto respiratorio superior. No hace falta decir que esto es algo que requiere atención inmediata, ya que puede indicar un grave problema de salud.

SEÑAL 6: SIBILAR

Las sibilancias son un silbido agudo que generalmente se produce al exhalar, pero puede ocurrir al inhalar. Esto generalmente es una señal de que un objeto extraño está bloqueando el flujo normal de aire hacia los pulmones o está obstruyendo las vías respiratorias del pulmón.

AHORA QUE SABEMOS QUÉ BUSCAR, AQUÍ HAY 6 MANERAS DE AYUDAR A PURIFICAR SUS PULMONES.

1. NO FUME

Si no está claro a estas alturas, fumar es probablemente lo peor que alguien puede hacer a sus pulmones. Con suerte, una educación sobre lo que este hábito dañino le hace a los pulmones es suficiente para lograr que alguien deje de fumar; si no, busque apoyo en algunas personas. Hay un montón de recursos geniales y gratuitos disponibles en Internet que podrían ayudar.

2. RESPIRAR PROFUNDO

La respiración profunda durante media hora al día puede ayudar a purificar los pulmones. Esta práctica elimina muchas de las impurezas que se acumulan en los pulmones. La meditación y el yoga son dos grandes prácticas a seguir para este propósito, y también ayudarán con el aspecto mental de la purificación.

3. BEBER TÉ VERDE

Las catequinas son antioxidantes que pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer de pulmón, y el té verde es una fuente rica. En un estudio realizado en la Universidad Médica Chung Shan de Taiwán, los investigadores descubrieron que beber té verde podría reducir el riesgo de cáncer de pulmón hasta cinco veces. El Dr. I-Hsin Lin afirma: “Los antioxidantes pueden inhibir el crecimiento del tumor“, y “El té verde puede protegerlos del riesgo de cáncer. Se recomienda según el investigador principal, una taza o más al día“.

4. CARGA DE ANTIOXIDANTES

La ingesta de antioxidantes pareció ser un tema recurrente en la investigación de este artículo. Otra fuente afirma que beber 400 ml de zumo de piña o arándano antes de acostarse ayuda a combatir las bacterias que causan infecciones en los pulmones.

5. UTILICE EL EUCALIPTO

El eucalipto contiene un compuesto natural expectorante (decongestionante) que ayuda a limpiar nuestros pulmones de toxinas. Aparentemente, la planta es excelente para ayudar a calmar el dolor de garganta y los problemas de los senos paranasales. Una gran manera de lograr este efecto es poniendo 5 a 10 gotas de aceite de eucalipto en un tazón de agua caliente, colocando la cabeza sobre el tazón y cubriendo la cabeza con una toalla. ¡Eso suena ciertamente refrescante!

6. OBTENGA ALGO DE OREGANO

Otro descongestionante natural es el orégano, que también contiene propiedades antihistamínicas. Combinados, estos elementos son efectivos para limpiar las vías nasales y ayudar a la función respiratoria. Para obtener estos increíbles beneficios, simplemente rocíe un poco de orégano en algunos alimentos o bebidas diariamente.

Por favor, COMPARTA esta importante información de salud con sus amigos y familiares. ¡Gracias!


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)