La escarlatina ha vuelto y todos los padres deben tener cuidado con estas señales de advertencia

Cuando nuestros hijos son golpeados con una enfermedad estamos deseosos de encontrar la solución adecuada para traerlos de vuelta a la normalidad. Cuando aparece la escarlatina, que se caracteriza por sus erupciones, picores y dolor de garganta, los pades se precipitan en un frenesí para intentar cualquier cosa para detenerla. Este frenesí se ha vuelto más común desde 2015, ya que ha habido un gran aumento de los casos de escarlatina, causada por una nueva y agresiva cepa. Por suerte, hemos recorrido un largo camino desde la edad media pre-antibiótica y se han desarrollado formas de tratar tanto los síntomas como para curar la infección.




¿Cómo se contrae la escarlatina?

La bacteria Streptococcus común (el mismo tipo que causa la faringitis estreptocócica), infecta a los niños mediante la secreción de una toxina. Los niños que son susceptibles a esta bacteria tendrán la escarlatina. Como resultado, desarrollan una erupción cutánea similar a una quemadura solar en la cara, el cuello, la espalda y el pecho, mientras que el área alrededor de la boca se queda afectada.

Después de seis días la piel comienza a desprenderse, junto con otros síntomas:

Los síntomas comunes de la escarlatina

A menudo, la escarlatina se acompaña de un:

  1. Sarpullido rojo
  2. Cara sonrojada
  3. Dolor de garganta
  4. Picazón en la piel
  5. Glándulas del cuello hinchadas
  6. Fiebre alta (38º C)
  7. Dolor abdominal

¿Qué debo hacer cuando mi hijo tiene escarlatina?

La escarlatina es contagiosa y se debe limitar el contacto de su hijo con amigos y hermanos. Separar cepillos de dientes y cubiertos que utiliza de los del resto de la familia para limitar la propagación de la infección. Además, su hijo no debe salir de casa hasta que desaparezca.




El tratamiento requiere aproximadamente 10 días de antibióticos. Aunque el niño puede mejorar antes de esos días, debe seguir tomando la medicina. Finalmente hay que esperar 24 horas una vez que sus síntomas han pasado antes de enviarlo a la escuela.

Es de vital importancia hacer frente a las bacterias ya que si se deja desatendido, pueden causar problemas en el corazón, los riñones, y en otros lugares.

Tratamiento de los síntomas de la fiebre escarlatina

Su hijo probablemente estará buscando un poco de alivio a sus graves molestias. Para esto, existen algunos remedios naturales que usted puede probar antes de usar analgésicos:

  1. El vinagre de manzana tiene numerosos beneficios para la salud, incluyendo la capacidad de curar el dolor de garganta por el calentamiento y la adición de pimienta de cayena. El vinagre de manzana se compone de ácido acético, que también tiene la capacidad para tratar infecciones en pacientes con quemaduras. Poner el vinagre de manzana en un paño de algodón y aplicarlo a la escarlatina para reducir sus efectos.
  2. Ingredientes como miel, hojas de frambuesa, y menta añadidos al agua caliente y consumidos 2-3 veces al día mejorarán el dolor de garganta.
  3. El vapor de agua y los humidificadores son eficaces para proteger a su hijo del aire seco que provoca la tos y que hace que se irrite aún más su garganta. La adición de aceites esenciales como el aceite de lavanda tendrá un beneficio adicional para reducir la inflamación en su garganta.
  4. El aceite de lavanda es bueno para muchas cosas. Utilizando la propiedad del linalool, reduce los síntomas de la fiebre escarlata mediante la humectación de la erupción seca y con comezón. Para aplicar aceite de lavanda añadir 2% de un aceite portador como el aceite de oliva o de almendras para tratar el sarpullido.
  5. Cortar las uñas de los niños para evitar empeorar aún más el picazón en la piel y que se haga daño.
  6. Sopas, tés y alimentos blandos mantendrán su nutrición para que sane rápidamente, así como líquidos calientes, como té de miel y limón que le ayudarán a suavizar la garganta.
  7. La hidratación es necesaria para que un ser humano pueda funcionar. Además, la bebida puede ser una manera eficaz para hacer frente a una garganta ronca o áspera.
  8. Manténgalo alejado de los irritantes como productos de limpieza y por supuesto cigarrillos, como si necesitara otra razón para no fumar cerca de su hijo.

Conclusión

Puede ser desgarrador ver a su hijo pasar por todo este dolor. Pero cuando se trata de tratar sus síntomas no sólo es importante escuchar las instrucciones del médico, sino también escuchar a su intuición y a su hijo, el mejor cuidado puede venir de la compasión que ambos comparten.




Por favor, COMPARTE esta importante información de salud con tus amigos y familiares. ¡Gracias!

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR