15 síntomas que sugieren que su hígado necesita ser limpiado


Mientras duerme esta noche, su hígado estará trabajando silenciosamente, de manera muy eficiente y efectiva, para filtrar y limpiar su sangre de toxinas que circulan en su cuerpo. Su hígado también es responsable de procesar las grasas que usted come, produciendo enzimas y bilis que las descomponen y permiten que sean utilizadas en su cuerpo.

La dieta alta en grasas podría estar arruinando su hígado

Estudios recientes y experimentos personales (como los documentales Super-Size Me y Fat vs. Sugar) nos han mostrado que nuestros hígados no sólo están dañados por el abuso de alcohol, sino que tienen una cantidad sorprendentemente seria de daño (que puede ser permanente) a partir de una dieta alta en grasa.




Se cree que hasta el 90% de los cánceres se deben a los efectos de las toxinas ambientales más las deficiencias de nutrientes que el cuerpo necesita para funcionar adecuadamente para la desintoxicación y el sistema inmunológico.

¿Pero cómo puede saber si su hígado está pidiendo ayuda?

Esté atento a estos 15 síntomas

  1. Más de 9 kilos de sobrepeso, especialmente alrededor del abdomen
  2. Diabetes
  3. Cálculos biliares
  4. Fatiga extrema
  5. Debilidad y/o náuseas
  6. Dolores de cabeza, particularmente después de comer alimentos grasos
  7. Inflamación o gas por cebollas, repollo, rábanos o pepinos
  8. Acné, psoriasis o eccema
  9. Uñas amarillas o pálidas
  10. Irritable o fácilmente irritable
  11. Mala concentración
  12. Historial de consumo excesivo de alcohol
  13. Uso de hormonas naturales o sintéticas
  14. Alta exposición a químicos o medicamentos
  15. Antecedentes de hepatitis viral

Lo que necesitamos hacer por nuestro hígado es nutrir y limpiar, simultánea y consistentemente.

Si nos desintoxicamos sin nutrientes, agotamos la energía y las reservas de nutrientes de nuestro cuerpo. Las personas pueden sentir un impulso a corto plazo tras una desintoxicación, pero luego comienzan a sentirse rápidamente débiles y agotadas. Si nutrimos sin limpiar, nuestros hígados nunca se pondrán al día con la acumulación de toxinas (piense en montañas de papeleo) que hemos dejado para procesar a lo largo de los años.

La solución es hacer una simple limpieza de 3-7 días al cambiar las estaciones. Sin embargo, nuestra definición de limpieza es un poco diferente a la de la mayoría. Se trata de comer alimentos saludables y de liberarnos de las cosas que nos arrastran hacia abajo, no de morirnos de hambre. Normalmente no es necesario ir al extremo.




Limpiar significa apartarse del camino, y permitir que nuestra “sala del hígado” se ponga al día y haga su trabajo de la manera en que fue diseñado para hacerlo.

Hay diferentes estilos de limpiezas nutritivas que podría hacer, y para un desequilibrio hepático por lo general recomiendo un batido bajo en grasa para aligerar la carga de trabajo, y al mismo tiempo obtener todos los nutrientes y la fibra que su cuerpo necesita para funcionar, así como purgar las toxinas que necesitan ser liberadas. La incorporación de suplementos naturales específicos puede ayudar a reequilibrar y recuperar los desequilibrios o deficiencias nutricionales.

El Hígado – El desintoxicante interno

Muchas personas hablan de desintoxicación sin entender que nuestros cuerpos están en un estado constante de desintoxicación. Estamos sujetos a un flujo constante de toxinas, provenientes desde la col rizada orgánica más saludable, hasta incluso de los subproductos naturales del sistema metabólico de nuestro cuerpo.

Nuestros hígados están hechos a medida para neutralizar esas toxinas normales y procesar un nivel moderado de grasa en nuestra dieta.

A pesar de todo eso, es posible que su hígado necesite un apoyo serio. En las sociedades modernas, tendemos a comer demasiado, con demasiada frecuencia, tomamos demasiada grasa, azúcar y sal, y estamos expuestos a un enorme nivel de toxinas ambientales todos los días.




Si nuestro metabolismo está desequilibrado por alguna razón (como al cortar los carbohidratos o cuando tenemos una deficiencia de nutrientes), el nivel de toxinas producidas en su metabolismo aumenta. Cuando estamos bajo estrés, nuestras glándulas producen hormonas que necesitan ser procesadas por nuestro hígado.

Todas esas cosas ponen una gran carga de trabajo en su hígado, pidiéndole que haga más de lo que fue diseñado para hacer. Y al igual que cuando hay demasiado papeleo en tu escritorio, en cierto momento puede ser abrumador.

Si su hígado no puede seguir el ritmo, empieza a quedarse cada vez más atrás. A medida que envejecemos, la producción de enzimas y el flujo sanguíneo a través del hígado disminuye, empeorando aún más la situación.

Sin hacer algunos cambios significativos, la capacidad de su hígado para procesar toxinas se queda tan atrás que no podrá ponerse al día sin su ayuda.

No sólo eso, sino que debido a que la mayoría de nosotros estamos sobrealimentados y desnutridos (lo que significa que obtenemos una cantidad significativa de nuestras calorías de alimentos que no tienen muchas vitaminas y minerales), nuestro sistema inmunológico y los órganos digestivos no están recibiendo los nutrientes que necesitan para funcionar con eficacia.

Así que es un arma de doble filo: estamos sobrecargando nuestro hígado con trabajo, y no le damos a nuestro cuerpo el alimento que necesita para funcionar. ¿Cómo podemos esperar que funcione en esas condiciones?

Si se dejan por mucho tiempo sin una limpieza adecuada y una nutrición equilibrada, nuestros hígados pueden terminar metafóricamente en huelga: una condición llamada esteatosis hepática o hígado graso.

Si se planifica correctamente, una simple limpieza puede ayudar a restablecer y mejorar la función del hígado, para que esté listo y pueda volver a trabajar. Los síntomas mencionados anteriormente deben desaparecer, dejándolo sintiéndose más saludable de lo que usted pensaba que era posible.

Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!