Millones de mujeres ignoran estos síntomas del trastorno de la tiroides. ¿Conoces las señales?

Afortunadamente, las afecciones de la tiroides son tratables. Pueden ser difíciles de diagnosticar ya que los síntomas tienden a ser sutiles y pueden confundirse fácilmente con síntomas de otros trastornos de salud. Aquí están algunas de las banderas rojas más comunes de las que hay que estar atento.




1. Cambio en los patrones de sueño

Ha dormido profundamente, pero de repente ya no puede dormir bien por la noche. Una tiroides hiperactiva bombea hormonas T3 y T4 en exceso, las cuales pueden sobreestimular el sistema nervioso central, llevando al insomnio. Si termina pasando noche tras noche en la cama preocupándose por cosas aleatorias, entonces podría tener un problema. El insomnio si no se trata podría llevar a muchos otros trastornos de salud como pérdida o aumento de peso, pérdida de cabello, fatiga, ansiedad y depresión.

2. Ansiedad sin razón

Si usted es una persona que no se pone nerviosa fácilmente, pero ahora se está preocupando y está ansiosa por cada cosa en su vida, entonces puede estar sufriendo de un problema de tiroides. Aunque forma parte de la naturaleza humana sentirse preocupado por ciertas cosas en la vida, la preocupación constante puede incluso hacer que usted caiga en ansiedad o depresión.

3. Cambio en los hábitos intestinales

Un cambio repentino en las deposiciones es un síntoma seguro de una tiroides defectuosa. Esto generalmente sucede cuando la tiroides está poco activa. Los episodios frecuentes de estreñimiento son un signo de una tiroides poco activa, mientras que una tiroides hiperactiva no afectará sus movimientos intestinales. Si usted nota un cambio repentino en sus hábitos aunque no haya alterado sus patrones alimenticios, entonces existe la posibilidad de que su glándula tiroides requiera atención médica.

4. Adelgazamiento del cabello

El crecimiento desigual del cabello es un dilema importante que enfrentan muchas mujeres que sufren de una tiroides defectuosa. Esto puede afectar particularmente sus cejas. Una tiroides poco activa o hiperactiva podría afectar el ciclo de crecimiento de su cabello. Esto hace que una pequeña porción de su cabello permanezca atrofiada mientras el resto del cabello crece. La pérdida de cabello también es un síntoma que puede afectar a las mujeres que se enfrentan a problemas de tiroides, ya que la falta de hormonas haría que las hebras del cabello se debiliten y se vuelvan quebradizas.

5. Sudando al azar

La sudoración durante horas inoportunas o la sudoración excesiva cuando usted no debería estarlo muestra signos de hiperactividad tiroidea. Los niveles hormonales más altos de lo normal pueden acelerar su metabolismo, haciéndolo sentir demasiado caliente y exhausto. Esto también puede hacer que se sienta cansada y deshidratada. Si tiene la sensación de que está sudando más de lo habitual, se recomienda que examine el asunto más detenidamente.




6. Un aumento de peso sorprendente

Un aumento repentino de peso es otro síntoma común que grita “trastorno de la tiroides”. Si usted siente que ha engordado algunos kilos sin haber alterado sus hábitos alimenticios, entonces tal vez su tiroides tenga la culpa. Cuando tiene una tiroides poco activa, sus niveles hormonales caen rápidamente, causando que su metabolismo disminuya. El metabolismo bajo ralentizaría su cuerpo de la quema de calorías, causando así que usted gane peso rápidamente.

7. Pérdida repentina de peso

Al igual que el aumento de peso, una reducción repentina de su peso es otro síntoma prominente del trastorno de la tiroides. Una tiroides hiperactiva secretaría más hormonas, causando que su metabolismo se dispare, permitiendo así que su cuerpo queme calorías más rápido. Aunque esto puede sonar como un buen efecto secundario, definitivamente no lo es. Si usted es capaz de ponerse ropa más pequeña sin dieta ni ejercicio, es mejor que se haga revisar la tiroides.

8. Niebla cerebral

Otro síntoma común de una glándula tiroides que no está funcionando adecuadamente es la niebla cerebral. ¿Con frecuencia experimenta episodios en los que no puede pensar con claridad u olvidar cosas básicas como su fecha de nacimiento? Su cerebro no funciona correctamente cuando su tiroides no va bien, lo que lleva a un cerebro difuso. La pérdida sutil de memoria y la fatiga mental en general son algunos de los signos que nunca deben pasarse por alto. Hágase revisar los niveles de tiroides inmediatamente si alguna vez experimenta estos síntomas.

9. Un chorro de demasiada energía

Una tiroides hiperactiva también puede terminar llenándole de una energía repentina, acelerando su cuerpo sin su conocimiento. En tales casos, usted se sentirá inquieto y extrañamente cargado; como si hubiera tomado demasiada cafeína incluso cuando está relajado. Demasiado de cualquier cosa no es bueno para nadie, ni siquiera aunque sea energía. Consulte a su médico para averiguar qué es lo que realmente está sucediendo en su cuerpo cuando experimenta síntomas tan inexplicables.

10. Anhelo de una siesta por la tarde

Si usted es una persona que no está acostumbrada a tomar siestas pero de repente siente la necesidad de tomarlas todos los días, entonces podría ser una señal de que su cuerpo alberga una glándula tiroides poco saludable. El aumento del cansancio que usted experimenta durante el día podría ser un signo de una glándula tiroides poco activa. Su cuerpo depende de las hormonas tiroideas para producir energía, una falta de la cual podría causar que su cuerpo se quede sin energía rápidamente.




11. Período temprano y tardío

Hay días en los que el período puede llegar unos días antes o con algunos días de retraso. Pero si su período nunca llega a tiempo y usted experimenta flujo abundante, lo más probable es que su tiroides no esté produciendo suficientes hormonas. Esto sucede cuando la tiroides está poco activa. En caso de una tiroides hiperactiva, su período se volvería más ligero y ocurriría después de períodos muy largos. No es saludable en ninguno de los dos casos y usted tiene que buscar el consejo de un experto tan pronto como detecte estos síntomas.

12. Infertilidad o aborto espontáneo

Si usted tiene un aborto espontáneo o está sufriendo de infertilidad, pero no tiene antecedentes familiares de lo mismo, entonces se recomienda que se haga la prueba de la glándula tiroides. Los niveles bajos de hormonas pueden afectar en gran medida sus ciclos de ovulación e incluso aumentar sus riesgos de aborto espontáneo. Esta condición puede ser rectificada con la ayuda de medicamentos apropiados y suplementos hormonales. Incluso si usted tiene antecedentes familiares de infertilidad, es mejor hacerse un examen de la tiroides para estar más segura.

Fuente: Cure Joy

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!