10 síntomas de una tiroides lenta (hipotiroidismo) y cómo tratarla naturalmente


La tiroides es una pequeña glándula en el cuello que puede causar problemas mucho más grandes que su tamaño. Cuando las disfunciones de la tiroides la convierten en una tiroides poco activa o lenta, puede causar más enfermedades. Y este problema en particular es mucho más común en las mujeres que en los hombres.

Un desequilibrio de la tiroides puede causar muchas complicaciones y los síntomas se pueden observar en todo el cuerpo, haciendo que el diagnóstico sea ligeramente difícil. Así que veamos algunos síntomas comunes de una tiroides lenta que le ayudarán a reconocer el problema a tiempo.




10 Síntomas de una tiroides lenta

1. Depresión y otros trastornos del estado de ánimo

Una tiroides poco activa puede causar una multitud de cambios de humor. Y puede experimentar felicidad, tristeza, ansiedad, enojo, depresión, todo en cuestión de minutos. La falta de hormona tiroidea afecta los niveles de serotonina en el cerebro, lo cual puede causar depresión y otros trastornos del estado de ánimo.

2. Confusión

Una tiroides lenta puede hacer que usted se sienta confuso y confundido todo el día, como si estuviera pasando por una niebla mental. En tales casos, tenderá a olvidar las cosas más básicas que necesita hacer, no puede hacer nada que requiera concentración y se perderá en sus pensamientos la mayor parte del tiempo.

3. Colesterol alto

Los niveles de colesterol LDL están fuera de su control. Incluso con la dieta, el ejercicio y el tratamiento médico adecuados, los niveles se dispararán. Con diagnósticos erróneos o falta de tratamiento, esto puede llevar a trastornos cardíacos.

4. Síndrome del túnel carpiano

Es posible que sienta una sensación de hormigueo y entumecimiento en la mano. Esto se debe a una presión en el nervio mediano de la muñeca. El embarazo, la obesidad y otras enfermedades también pueden causar esto. Así que el síndrome del túnel carpiano puede indicar disfunción tiroidea cuando se combina con otros síntomas.

5. Aumento de peso o incapacidad para bajar de peso

No importa cuánto haga dieta o ejercicio, aumentará de peso. Y le será difícil perder esos kilos de más. Este es un síntoma muy común de una tiroides lenta, que altera su equilibrio hormonal y lo hace perezoso.




6. Problemas digestivos

Se sentirá estreñido y encontrará que su cuerpo está luchando por digerir su dieta normal. La disminución de la hormona tiroidea también afecta a su sistema digestivo, haciendo imposible comer algo pesado.

7. Cansancio

¿Se siente cansado todo el tiempo y le falta energía para realizar alguna de sus actividades diarias a pesar de dormir lo suficiente? Este es uno de los signos más prominentes de una tiroides lenta. Los niveles reducidos de la hormona tiroidea debido a la lentitud de la tiroides pueden causar fatiga durante todo el día.

8. Ciclo menstrual interrumpido

Su ciclo menstrual puede verse alterado. Podría tener sus períodos demasiado temprano o demasiado tarde, con mucha más frecuencia y con una duración más prolongada. También podría experimentar calambres y flujo severos, todo gracias a la tiroides poco activa.

9. Piel seca y con comezón

Una tiroides lenta no produce suficiente hormona tiroidea. Consecuentemente, su cuerpo deja de sudar debido a la deshidratación y su piel se vuelve escamosa, seca y con comezón.

10. Caída del cabello y cabello seco

La caída del cabello es uno de los primeros signos de cualquier tipo de desequilibrio hormonal. Al tener que reducir los niveles de hormona tiroidea, su cabello se reseca y se cae con demasiada facilidad.




Junto con éstos síntomas, usted podría sentirse extremadamente sensible al frío y enfermarse fácilmente, tener una frecuencia cardíaca comparativamente más lenta, y que su tiroides pueda comenzar a hincharse. Estos síntomas son buenos indicios de la necesidad de visitar al médico tan pronto como sea posible.

7 remedios naturales para una tiroides lenta

Aunque los casos graves requieren atención médica, la mayoría de los problemas de tiroides se pueden tratar con remedios naturales y cambios de estilo de vida. Además de tomar medicamentos, esto es lo que puedes hacer:

1. Reducir el estrés

Este es difícil pero es un truco que debes aprender. El exceso de estrés es la causa de la mayoría de los problemas hormonales y esto también incluye problemas de tiroides. Haga ejercicios que lo ayuden a calmarse, a meditar y a practicar ejercicios de respiración.

2. Evite el gluten

El gluten es una causa común de alergias, que puede causar un trastorno llamado “intestino permeable” e inflamación en la tiroides. También puede causar ataques autoinmunes en la tiroides, lo que altera su función.

3. Reduzca los carbohidratos y coma grasas saludables

El exceso de carbohidratos y aumentar los niveles de estrógeno en las mujeres, afecta a la función de la tiroides. En lugar de esto, use productos con grasas saludables, como nueces; aguacates; leche y aceite de coco; aceite de oliva; y semillas de lino, chía y cáñamo, que contienen selenio. Pero asegúrese de seguir una dieta moderada con estos. El exceso de selenio no le hará bien.

4. Diga no a los alimentos procesados

Para reducir los carbohidratos, inevitablemente deberá evitar los alimentos procesados ​​por completo. El exceso de carbohidratos en la harina y el azúcar agregado pueden desequilibrar la función tiroidea. En la medida de lo posible, cocine alimentos saludables para usted, coma muchas frutas y verduras y hágase orgánico. Dado que las deficiencias de nutrientes también juegan un rol en causar una tiroides lenta, siga una dieta balanceada llena de vitaminas, minerales y otros nutrientes.

5. Equilibre sus niveles de yodo

Asegúrese de que su cuerpo no tenga poco yodo; puede elegir suplementos de yodo según las recomendaciones de su médico. También, preferiblemente, use sal marina en lugar de la sal común de mesa, ya que la primera contiene más minerales que podrían respaldar la función tiroidea. También puede utilizar algas marinas como kelp, arame y wakame, todas ellas ricas en yodo.

6. Usa probióticos

Las bacterias sanas del intestino son una necesidad para el funcionamiento sano de la tiroides. Así que consuma probióticos todos los días. Junto con esto, también puede comer sauerkraut, yogurt, kombucha o kéfir. Todo esto mantendrá sus bacterias saludables.

7. Viva una vida activa

Obtenga suficiente vitamina D del sol, haga ejercicio regularmente, consuma mucha comida saludable, evite la comida rápida y evite tomar decisiones estresantes sobre su estilo de vida. Una vida saludable le brindará un buen sistema inmunológico que le mantendrá alejado de casi todas las enfermedades.

Fuente: Cure Joy

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!