Los trastornos de ansiedad están vinculados a este tipo de abuso

Hay un refrán que dice: “Palos y piedras pueden romper mis huesos, pero las palabras nunca me harán daño”. La mayoría de nosotros nos hemos dado cuenta de lo falso que es ese viejo dicho. Las palabras pueden ser extremadamente dolorosas. Puede ser a través de la intimidación, el acoso cibernético o el abuso verbal a manos de un padre o cónyuge. Las palabras duelen, y los científicos ahora están diciendo que el abuso verbal puede infligir efectos físicos permanentes en la estructura del cerebro.




Usted probablemente sabe que el cerebro humano no se desarrolla completamente hasta después del nacimiento. La auto-conciencia, la personalidad y las capacidades cognitivas tardan años en desarrollarse, y éstas se desarrollan de forma diferente en cada persona. La forma en que el cerebro está conectado en gran medida depende de sus experiencias como niño.

Como explica el Dr. Douglas Fields en Psychology Today, “Cuando un ambiente es hostil o socialmente poco saludable, el desarrollo del cerebro se ve afectado, y con frecuencia se ve dañado. El abuso sexual durante la primera infancia, el abuso físico, o incluso ser testigo de violencia doméstica, se ha demostrado que causa cambios físicos anormales en el cerebro de los niños, con efectos que predisponen al niño a desarrollar trastornos psicológicos duraderos”.

El estudio

En un estudio publicado en el American Journal of Psychiatry, adultos jóvenes de 18 a 25 años fueron evaluados respectos a su exposición en su infancia con respecto al abuso verbal de padres y amigos cuando eran niños. Estos participantes no tenían exposición a la violencia doméstica, abuso sexual o abuso físico de los padres. A continuación, se les hizo un escáner cerebral.

Los resultados mostraron que las personas que reportaron haber experimentado abuso verbal de sus compañeros durante la escuela de secundaria tenían conexiones subdesarrolladas entre los lados izquierdo y derecho del cerebro. Las pruebas psicológicas mostraron que este grupo de personas tenían niveles más altos de ansiedad, depresión y ira.




El abuso verbal de sus compañeros durante los años de escuela de secundaria mostró el mayor impacto. Los científicos creen que esto se debe a que el cerebro aún se está desarrollando durante ese período. Los investigadores concluyeron: “El abuso verbal puede causar problemas psicológicos significativos en los últimos años y daño cerebral, incluyendo ansiedad, depresión, ira y disociación.

La relación entre el abuso verbal y la ansiedad

Los objetivos más comunes del abuso narcisista son a menudo las personas que son altamente sensibles. A los narcisistas les encanta encontrar a alguien que es ligeramente más vulnerable y manipularlos hasta que tienen un control completo. Ya sea que usted fue víctima de abuso verbal cuando era niño, adolescente o incluso en la edad adulta, las palabras y las acciones de manipulación de un narcisista pueden tener un efecto duradero en el cerebro, como lo demuestra el estudio. A medida que su autoestima comienza a deteriorarse y siente como que ha perdido el control, la mente y el cuerpo reaccionan de manera diferente – una de esas reacciones es el desarrollo de un trastorno de ansiedad.

Por favor, COMPARTE esta importante información de salud con tus amigos y familiares. ¡Gracias!

Fuente: David Wolfe

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies