Tratamiento casero para calmar, curar y prevenir las uñas encarnadas

Si alguna vez ha experimentado una uña encarnada, sabrá lo doloroso e incómodo que pueden llegar a ser. Cuando se incrusta una uña encarnada en la piel, las bacterias pueden entrar en la herida y causar una infección. En los casos graves, es mejor consultar a un profesional de la salud. Pero hay algunas cosas que puede hacer en casa para ayudar a calmar, curar y prevenir las uñas encarnadas.




1. Remojar los pies en un baño caliente de sal

Remojar los pies en un baño de sal tibio puede ayudar a prevenir las infecciones causadas por las uñas encarnadas. El remojo durante unos 15 minutos varias veces al día para aliviar el dolor y la inflamación asociados con los pies doloridos. Esto puede ayudar a suavizar la uña encarnada y así poder tratarla de manera más eficaz.

2. Usar pequeños trozos de algodón

Después de que su uña se ha suavizado con el baño de sal, tome pequeños trozos de gasa o algodón limpio y métalos entre la uña enterrada y la piel. Esto ayudará a proporcionar una barrera entre la uña y la piel, lo que permitirá que el borde de la uña crezca lejos de ella.

3. Tire con cuidado la piel fuera de la uña

Cuando la uña del pie todavía esté blanda, intente levantar la uña de su piel usando una pequeña lima de uñas, para separar la uña de la piel. Desinfecte la zona y coloque esa piel al lado de la uña que no esté encarnadas, a continuación, siga haciendo lo mismo hacia el borde que está encarnada, tirando cuidadosamente su uña de la piel.

4. Use zapatos que le estén bien

Los zapatos que están demasiado apretados pueden ejercer presión a los lados de los dedos del pie, causando una uña encarnada. Es importante usar el calzado adecuado con el fin de evitar las uñas encarnadas. Deben proporcionar un ajuste cómodo, estar hechos de materiales blandos y tener mucho espacio alrededor de los lados de los dedos del pie.




5. Cortar las uñas en línea recta

Cuando se trata de mantener las uñas sanas, el recorte es importante. Para recortar adecuadamente las uñas de los pies, siempre debe utilizar un cortaúñas limpio y cortar las uñas en línea recta. ¡Nunca en curva por las esquinas de las uñas!

6. Cortar las uñas con la longitud apropiada

Cortar las uñas demasiado cortas puede poner en riesgo de tener uñas encarnadas. Recuerde que debe dejar las uñas de los pies un poco más largas cuando se cortan, por lo que así será menos probable que crezcan en la piel. Las uñas que son demasiado cortas pueden terminar creciendo directamente en su piel.

7. Buenas prácticas de higiene

Mantener los pies limpios y saludables puede ayudar a prevenir las uñas encarnadas e infecciones. Regularmente remoje los pies en agua con jabón durante 10 minutos, luego retire con cuidado los callos con una piedra pómez o una lima de cartón. Trate de masajear los pies para aliviar el dolor o tensión en los pies, y recuerde mantener la piel hidratada.




8. Examinar los pies para ver señales de advertencia

Hay que prestar atención a sus pies con el fin de detectar las uñas encarnadas, infecciones y otros problemas de salud. De acuerdo con la Asociación Americana de la Diabetes, las personas con diabetes son conocidas por desarrollar complicaciones con los pies. Esto puede incluir pérdida de sensibilidad, callos y úlceras. Los pies escamosos y secos pueden ser un signo de un problema de tiroides.

Por favor, COMPARTE esta importante información de salud con tus amigos y familiares. ¡Gracias!

Fuente: David Wolfe

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido