¿Cuál es la verdad de la comida de los restaurantes de comida rápida?

Patatas fritas

La humilde patata, se fríe a fuego lento en una cuba llena de aceite, y se termina echándole sal. ¿Qué puede ser más simple? Al parecer las patatas de la comida rápida no son tan simples. Las patatas fritas de la comida rápida a menudo tienen más de 15 ingredientes, entre ellos azúcar y colorantes artificiales. También tienen conservantes como el pirofosfato ácido sódico (SAPP) y Terbutil Hidroquinona (TBHQ), que en dosis elevadas se ha relacionado con problemas de visión.




Hamburguesas

Carne de vacuno picada, ¿verdad? Seguro – pero también puede haber hormonas de crecimiento y antibióticos, que pueden terminar en su sistema. Por si eso fuera poco, en un estudio realizado, algunas hamburguesas tenían 100 calorías más por ración que el dato que ofrecían los lugares de comida rápida.

Refrescos

Es el mismo refresco que compra en el supermercado. Pero cuando usted lo toma en una cadena de comida rápida, obtiene más calorías debido a que los tamaños de las bebidas son más grandes. Y no estamos hablando del tamaño “supersize”. Un refresco mediano en un lugar típico de comida rápida pesa alrededor de 800 ml y tiene alrededor de 300 calorías. Los estudios además muestran que si usted lo pide, usted lo bebe.

Sándwich de desayuno

Algunos de los ingredientes enumerados para algo llamado “huevo frito” incluyen almidón modificado de maíz, aceite de soja, triglicéridos de cadena media, propilenglicol, sabor artificial, ácido cítrico, goma de xantano, y – oh sí – claras de huevo y yemas (enumeradas por separado). Si no tiene bastante con todo eso, pregunte por el propilenglicol (también utilizado en las máquinas para hacer humor y hacer poliéster).

Perrito caliente

¿Qué hay en ellos? Digamos que hacen un uso completo de los animales que suministran la carne. También están cargados de sal, grasa saturada y nitratos, un conservante relacionado con diabetes y cáncer.

Nuggets de pollo

¿Un trozo de pechuga de pollo maltratado y frito es perfecto para comer? No exactamente. Hay carne en esos nuggets, pero también hay huesos, vasos sanguíneos, nervios, tejido conectivo, y piel. Y tienen un montón de sal y grasa, lo que está vinculado a la obesidad, diabetes y las enfermedades del corazón.




Batido de fresa

Además de la leche y el azúcar, al batido de fresa de un restaurante de comida rápida también se le añade jarabe de maíz alto en fructosa, conservantes como el benzoato de sodio y sabores y colorantes artificiales para hacer que el postre sea más agradable. Sin embargo hay una cosa que parece faltar: las fresas de verdad.

Salsas

El primer ingrediente para casi cualquier salsa que se sirve en un restaurante de comida rápida es el azúcar. Puede ser llamada sacarosa, dextrosa, maltosa, jarabe de arroz, malta de cebada, jarabe de maíz alto en fructosa, o de otras muchas formas, pero el resultado final es el mismo: la entrega rápida de una gran cantidad de calorías con casi cero valor nutricional.

¿Te ha resultado útil este artículo? Por favor difúndelo si es así…

Fuente: WebMD

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)