Lista completa de los alimentos que combaten el cáncer

Hay cientos de variaciones del cáncer; su incidencia se ha mantenido estable durante la última década, aunque las tasas de supervivencia para algunos tipos de cáncer han aumentado en general.




Se estima que la mayoría de los hombres tienen una probabilidad del 43% de desarrollar algún tipo de cáncer en su vida y las mujeres tienen una probabilidad del 38%. Esas no son grandes probabilidades.

Además, estas tasas son aún más altas entre algunos datos demográficos, como es el riesgo de mortalidad relacionada con el cáncer.

¿Qué es el cáncer?

El cáncer es un término que en realidad se refiere a un grupo de enfermedades en las que se interrumpe el ciclo de vida normal de las células del cuerpo:

Cuando el cáncer se desarrolla las células se vuelven cada vez más anormales, las células viejas o dañadas sobreviven cuando deberían morir, y se forman nuevas células cuando no son necesarias. Estas células adicionales pueden dividirse sin parar y pueden formar crecimientos llamados tumores. Muchos cánceres forman tumores sólidos, que son masas de tejido. Los cánceres de la sangre, tales como leucemias, generalmente no forman tumores sólidos. Los tumores cancerosos son malignos, lo que significa que pueden invadir los tejidos cercanos. Además, a medida que crecen estos tumores, algunas células cancerosas pueden desprenderse y viajar a lugares distantes del cuerpo a través de la sangre o el sistema linfático y formar nuevos tumores lejos del tumor original.

El cáncer es actualmente una de las principales causas de muerte en todo el mundo.




Las causas de cáncer puede ser obvias o no …

Hay muchos factores que contribuyen a la incidencia del cáncer. Algunos de ellos están bajo nuestro control, como el estilo de vida, la dieta y los hábitos no saludables; mientras que otros no lo están, como la herencia y los factores ambientales.

Por mucho que podamos vivir una vida sana, el cáncer puede afectar a casi cualquier persona, y cuando lo hace, lo mejor es hacer todo lo posible para luchar contra él de la forma más natural que sea posible y dar a nuestro cuerpo la mejor oportunidad de curarse a sí mismo.

El ejercicio regular, la abstinencia de fumar y una dieta saludable son obviedades cuando se trata de reducir nuestro riesgo de desarrollar cáncer. Incluso puede ayudar a curarlo cuando se produce.

A continuación vamos a mostrar una lista de algunos de los alimentos que combaten el cáncer y que son muy eficaces para poder restablecer los nutrientes que tu cuerpo necesita para recuperar el equilibrio y promover el crecimiento saludable de las células.

1. Bayas

Los antioxidantes de las bayas (arándanos, moras, fresas, cerezas) se encuentran principalmente en la piel y son responsables de sus colores brillantes. Un grupo particular de antioxidantes flavonoides son las antocianidinas, que se encuentran casi exclusivamente en las bayas. Estas mejoran las facultades mentales y pueden reducir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson.




Los estudios han demostrado que las antocianidinas reducen la producción de células anormales, así como evitar su formación inicial.

2. Verduras crucíferas

El brócoli, las coles de Bruselas, el repollo, la coliflor, forman parte de un grupo de vegetales que contienen sulforafano, un potente antioxidante. Los estudios han relacionado este fitoquímico con la destrucción de las células cancerosas.

3. Ajo

Los compuestos orgánicos de azufre que se liberan cuando se corta o se tritura ajo; después de haber sido digerido, luego se excretan a través de la piel y los pulmones. De hecho, estos compuestos son responsables del “aliento a ajo”.

Cuando se comen crudos, estos compuestos inhiben la proliferación celular excesiva y mata a las células anormales.

4. Uvas

El resveratrol es otro potente antioxidante que “… afecta a las tres etapas descritas de la carcinogénesis (iniciación, promoción y progresión) por la modulación de las vías de transducción de señales que controlan la división celular y el crecimiento, la apoptosis, la inflamación, la angiogénesis y la metástasis. La propiedad anticancerígena del resveratrol ha sido apoyada por su capacidad para inhibir la proliferación de una amplia variedad de células tumorales humanas.

5. Pomelo

La vitamina C es sin duda el más importante de los nutrientes en la dieta humana y el pomelo tiene una gran cantidad de ella. Con propiedades antioxidantes, antivirales, antibacterianas y anti-inflamatorias, esta vitamina proporciona apoyo esencial para el sistema inmunológico. También combate el estrés oxidativo causado por los radicales libres.

6. Té Verde

Las catequinas del té verde son potentes antioxidantes que promueven el desarrollo de las células sanas y detienen la propagación de los anormales.

El té verde es también un compuesto antiinflamatorio potente que puede ayudar a regular el colesterol.

7. Verduras de hoja verde

Espinaca, lechuga, acelga, col rizada son algunos ejemplos de las verduras de hoja ricas en vitaminas, minerales y fibra. Los fitonutrientes del grupo de los carotenoides como luteínas, zeaxantinas, saponinas, y flavonoides son abundantes en estos tipos de verduras y se ha demostrado que previenen que las células anormales se produzcan.

Los investigadores creen que los carotenoides parecen prevenir del cáncer al actuar como antioxidantes – es decir, desengrasan potencialmente los peligrosos ‘radicales libres’ del cuerpo antes de que puedan hacer daño. Algunas investigaciones de laboratorio han descubierto que los carotenoides en los vegetales de hoja verde oscuro pueden inhibir el crecimiento de las células cancerosas de ciertos tipos de cáncer de mama, pulmón, estómago, y cáncer de piel.

8. Tomate

El licopeno es lo que hace que los tomates sean rojos. Como poderoso antioxidante, “… el licopeno ha demostrado ser el más potente de todos los carotenoides en el bloqueo del oxígeno singlete, una molécula altamente reactiva y de corta duración capaz de causar un extenso daño celular.“.

9. Cúrcuma

Similar en apariencia al jengibre en su forma cruda, la cúrcuma tiene un sabor metálico suave que aporta cuerpo y profundidad. La especia se ha demostrado que es un antiinflamatorio muy potente debido a los fitonutrientes de la curcumina.

Efectiva en el tratamiento de la artritis, la fibromialgia, y otras enfermedades inflamatorias, la curcumina dirige a las células madre de cáncer a la inhibición de su crecimiento. Previene el origen de algún cáncer y llega a la causa de un cáncer existente.

Esta no es de ninguna manera una lista exhaustiva de todos los regalos que la naturaleza nos ofrece, pero incorporando algunos de estos alimentos en tu dieta diaria puede ayudar a prevenir el cáncer y puede ayudar a inhibir su proliferación.

Por favor, COMPARTE esta importante información de salud con tus amigos y familiares. ¡Gracias!


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies