Cómo entrenar a tu cerebro para dejar de comer en exceso

Comer en exceso es un problema para muchas personas, y es que llegar al punto donde se pueden reconocer las señales de hambre puede ser difícil. Por no hablar, que muchas personas comen en exceso para tratar de hacer frente a las emociones, lidiar con el estrés, distraerse del aburrimiento, o debido a un trastorno de la alimentación.




En el siguiente artículo vamos a ofrecer algunos consejos acerca de cómo entrenar a su cerebro para dejar de comer en exceso, pero por favor recuerde, si continúa luchando con hábitos de alimentación, consulte la ayuda de un profesional médico.

CÓMO ENTRENAR A SU CEREBRO PARA QUE DEJE DE COMER EN EXCESO

ENTRENAR SU CEREBRO PARA MEDIR SU HAMBRE PARA DEJAR DE COMER EN EXCESO

Hágase esta única pregunta: “En una escala del uno al diez, ¿cómo de hambriento estoy realmente?” Piense en esto como si en esa escala, 10 fuera que lleva sin comer más de 24 horas y 1 como si acabara de comer una gran comida de celebración. Si nos fijamos en su nivel de hambre de esta manera, se puede ver que es probable que no se está literalmente muriendo de hambre y que tampoco está lleno por estar recién comido, sino que realmente está en algún punto intermedio. Identificar el nivel de su hambre le ayudará a ver que tal vez usted podría tomar sólo una pequeña merienda ahora, lo que le permitirá a su calificación de hambre que baje un poco.

ENTRENAR SU CEREBRO PARA PRESTAR ATENCIÓN A LAS SEÑALES DE HAMBRE

¿Está haciendo ruido su estómago? ¿Se siente algo mareado? Su cuerpo sabe cuando necesita alimento y envía señales de su estómago para que gruña, señales que son tan evidentes que incluso otras personas pueden escucharlas y saber que tiene hambre. Si usted no estuviera recibiendo señales como estas, ¿podría ser que su cerebro está haciendo que coma en exceso?

IDENTIFICAR SU ESTADO EMOCIONAL ACTUAL PARA DEJAR DE COMER EN EXCESO

El conocimiento de su estado emocional le ayudará a ver los patrones cuando el cerebro envía señales para comer en exceso. La expresión ‘comida reconfortante’ se utiliza porque hace exactamente eso; darnos un sentido de bienestar y felicidad, que es justo lo que necesitamos cuando estamos molestos, frustrados, o un poco tristes por algo.

Nuestras emociones puedan influir en nosotros para buscar ese momento reconfortante a través de los alimentos. Evitar este escollo mediante el aumento de la conciencia de sus emociones antes de ir a la cocina para tomar un aperitivo es una manera de entrenar su cerebro para dejar de comer en exceso. Poner un aviso en la nevera, o donde se encuentre el alijo oculto de las galletas, que diga ‘Espera. ¿Cómo me siento?‘ Pensar en sí mismo antes de elegir comer es la clave.




ENTRENAR SU CEREBRO PARA NOTAR QUE COME EN EXCESO

Todos necesitamos alimentos para vivir. Es algo de lo que ninguno de nosotros puede prescindir, pero ¿cuánto es demasiado y cómo se puede informar a su cerebro de que ha terminado de comer?

Un estudio en la revista Health Education Research muestra que la mejora de su nivel de auto-eficacia puede ayudar a evitar comer en exceso. La auto-eficacia es su confianza en sí mismo para evitar que usted coma en exceso. Aumente su auto-eficacia recordando las veces que se ha detenido a sí mismo de comer en exceso, así refuerza y entrena su cerebro para dejar de comer en exceso.

ENTRENAR SU CEREBRO PARA PERCIBIR LAS INFLUENCIAS DE MARKETING PARA COMER EN EXCESO

Brian Wansink, investigador de hábitos de alimentación y autor de Comer sin sentido, dice que cada vez que hacemos una elección de alimentos, a menos que estemos buscando solamente alimentos crudos y completos, el marketing y la publicidad estarán trabajando contra nosotros para influirnos en consumir más productos que las empresas quieren que compremos. Wansink dice que desde restaurantes hasta tiendas de comestibles, ‘las formas y tamaños de los paquetes, la iluminación y el diseño, el color y la comodidad: estos son algunos de los persuasores ocultos que pueden contribuir a la cantidad de alimentos que una persona come.

Wansink dice que hagamos una elección que no sólo sea de qué comer, sino también acerca de cuánto comer cada vez que tengamos hambre. Wansink dice que comemos en exceso por dos razones. Una forma de entrenar nuestro cerebro para dejar de comer en exceso es identificar las señales que nos hacen seguir comiendo después de que no tenemos más hambre. Por ejemplo, ¿su cerebro le dice que coma hasta que el plato esté limpio? Use un plato más pequeño. ¿No puede dejar de comer patatas fritas si abre la bolsa? Compre una bolsa más pequeña.

La segunda razón por la que se come en exceso es que no somos buenos para averiguar cuando ya no tenemos hambre. En un estudio que ilustra esto, el equipo de Wansink diseñó un restaurante falso, usaron platos de sopa grandes y platos normales y se pidió a los huéspedes que comieran. El estudio halló que ‘los que se habían comido los cuencos grandes hasta el fondo‘ comían un promedio del 73% más que los que comían de un tazón normal. Cuando se les preguntó si estaban llenos, la respuesta común fue: ‘¿Cómo puedo estar lleno, todavía me queda la mitad del plato.




¿Le ha resultado útil este artículo? Por favor difúndalo si es así…


¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)