Equilibrio ácido – alcalino y el cáncer: La verdad detrás del mito

Tengo unas tiras para comprobar mi saliva porque alguien me dijo que mi cuerpo es demasiado ácido.




Estoy evitando las frutas cítricas, tomates, y los alimentos ácidos, porque el cáncer se desarrolla en un ambiente ácido.

Estas observaciones parecen muy lógicas y creíbles; sin embargo, el concepto de que el cuerpo es demasiado ácido, y uno tiene que hacer que el cuerpo sea más alcalino con el fin de “matar de hambre” a las células cancerosas no es más que un mito. La siguiente información discutirá cómo se inició este mito, lo que sabemos hoy en día, e identificará lo que puede hacer para incorporar alimentos que combaten el cáncer dentro de su rutina.

La historia:

A finales de la década de 1870 un científico llamado Marcellin Berthelot utilizó el calorímetro de bomba para estudiar la cantidad de calor producido o absorbido durante las reacciones químicas. [1,2] Esta máquina consistía en una cámara en forma de cilindro, oxígeno presurizado, y una pequeña cantidad de agua. Berthelot tomaría varias sustancias de los alimentos (es decir, frutas, verduras, carne, etc.) y al incinerarlas dentro de este dispositivo, resultó que los elementos se habían convertido en una sustancia de tipo ceniza. Cuando esta ceniza se mezcló con agua, Berthelot fue capaz de comprobar el pH de cada elemento. Lo que descubrió fue que los artículos con un pH más alto (más alcalino) eran de origen vegetal tales como frutas y verduras, mientras que aquellos con un pH menor (más ácido) eran carnes.

Luego, en el año 1900, el ganador del premio Nobel Dr. Otto Warburg, sugirió que las células cancerosas “viven en hipoxia, un entorno muy bajo de oxígeno, y condiciones ácidas y obtienen su energía a partir de azúcares que extraen de la fermentación de la levadura“. [2,3] A partir de esto, surge la teoría de que un entorno bajo en oxígeno y condiciones altamente ácidas causaba cáncer.

Teniendo en cuenta estos resultados, es fácil ver de donde viene la idea ácido-alcalino, pero hay que recordar que la ciencia ha avanzado de manera espectacular desde esos tiempos. Mientras que ambos caballeros siempre estaban en la investigación de vanguardia de su época, sabemos mucho más hoy sobre el cáncer, el metabolismo de los alimentos, y la dieta. Pero entonces, ¿qué es lo que sabemos ahora?




La ciencia de hoy en día:

Para que una célula de cáncer crezca, esta se basa en el crecimiento de los vasos sanguíneos y en los esfuerzos para proporcionar suficiente oxígeno para metabolizar la energía. [2,3] Sin embargo, el ritmo de crecimiento de las células cancerosas y la división es más rápido que la producción de oxígeno para el abastecimiento de los vasos sanguíneos. [4] Esto resulta en un metabolismo ineficaz para el suministro de energía, y en última instancia, produce ácido láctico.

Pero debido a que la célula cancerosa está produciendo ácido láctico, no significa que todo el cuerpo se vuelve ácido. [4] De hecho, el cuerpo tiene un conjunto muy estrecho de pesos y contrapesos para mantener que su sangre (es decir, el cuerpo) tenga un pH entre 7,35 – 7,45, o casi neutro. También es imposible alterar significativamente el pH de la sangre con los alimentos que consume. Así que el control de su saliva para comprobar la acidez o la alcalinidad no es una medida exacta del equilibrio del pH real de su cuerpo.

Por lo tanto, como se puede ver, no es el cuerpo el que es demasiado ácido y da a las células cancerosas un medio para crecer y dividirse. Más bien, es todo lo contrario. Las células cancerosas producen ácido, pero eso no significa que todo el cuerpo sea más ácido.

¿Qué puedes hacer?

Afortunadamente, los mismos alimentos que Berthelot encontró que eran alcalinos regresan desde la década de 1800, pues muchos de esos mismos alimentos hoy en día son recomendados por sus propiedades para combatir el cáncer. Estos alimentos de origen vegetal – incluyendo frutas cítricas y tomates -, protegen las células del daño y estimulan el crecimiento celular normal, y otros procesos que ayudan a combatir el cáncer y otras enfermedades crónicas [5] A la inversa, tomar muchos alimentos ácidos, tales como proteínas de la carne y de origen animal, se ha relacionado con la inflamación, la insensibilidad a la insulina, y el aumento de la división celular.

Como se puede ver, el mito de la necesidad de hacer el cuerpo más alcalino no tiene valor significativo en relación con el crecimiento de células de cáncer o su desarrollo. Sin embargo, sí sabemos que se recomienda incorporar más alimentos de tipo alcalino. El Instituto Americano para la Investigación del Cáncer recomienda una dieta basada en vegetales que tiene por objeto recibir al menos cinco raciones de frutas y verduras por día (al menos 2 ½ tazas), el uso de granos enteros en comparación con granos refinados, la incorporación de legumbres con más frecuencia y comer menos carne. [5] La incorporación de estos hábitos dietéticos tiene el objetivo de limitar la ingesta de alimentos ácidos, aumentar la ingesta de alimentos alcalinos, y proporcionar a su cuerpo los nutrientes que combaten el cáncer.




Artículo original de Sarah Barts, dietista que trabaja con pacientes del hospital Minnesota Oncology.

  1. Pierre Eugène Marcellin Berthelot Biography. http://www.madehow.com/inventorbios/32/Pierre-Eug-ne-Marcellin-Berthelot.html. Accessed March 11, 2014.
  2. Schor, Jacob. Acid Alkaline Diets and Cancer, an ethical question. December 12, 2007. http://www.denvernaturopathic.com/alkalineash.htm. Accessed March 10, 2014.
  3. Nobel Peace Prize Winner Dr Otto Heinrich Warburg: The Cause of Cancer. http://michael2108.wordpress.com/2010/04/03/nobel-peace-prize-winner-dr-otto-heinrich-warburg-the-cause-of-cancer/. Accessed March 11, 2014.
  4. American Institute for Cancer Research. www.aicr.org. Accessed March 11, 2014.

Por favor, COMPARTE esta importante información de salud con tus amigos y familiares. ¡Gracias!

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR