5 Cosas dolorosas de la cesárea que la mayoría de las personas no saben

¿Qué piensas de las cesáreas? ¿Un método sencillo e indoloro para dar a luz al bebé?




Bueno, no podemos culparte porque eso es lo que todos piensan de una cesárea.

Pero la verdad es más dura. Los días posparto pueden ser más difíciles para las madres que tuvieron un parto por cesárea. Una mujer que ha tenido una cesárea sufre mucho dolor, algo que muchos desconocen. El hecho de que no hayan experimentado dolor durante el parto no significa que su experiencia de parto no haya sido sin dolor. Sí experimentan molestias. Éstas son algunas de ellas.

Dolor severo en el lugar de la incisión

No es un asunto indoloro. No asuma que han pasado por esto sin ningún problema. Por supuesto, la cirugía se termina rápidamente y es posible que no experimenten dolor durante el procedimiento.

Sin embargo, algunas pueden tener una sensación de tirón durante la cirugía, lo cual es suficiente para asustarlas. No tienen ni idea de lo que está pasando detrás de la cortina azul. Se quedan allí asustadas pensando que si los médicos también están estropeando sus otros órganos.

Créanos, la recuperación de la cirugía no es tan fácil. Sin medicamentos que adormecen el dolor, estará aullando de dolor. Y el dolor de una incisión de cicatrización le dará problemas también mientras amamanta. Podrá tener dificultad para encontrar una posición cómoda para usted y su bebé sin lastimar la incisión.




Puntadas con comezón

Si su piel estirada no le dio suficiente picazón durante el embarazo, después de una cesárea, los puntos de sutura lo harán de verdad. Cuando usted lucha con la lactancia materna, los senos congestionados, el flujo vaginal y otras molestias después de una cesárea, los puntos con picazón son lo último que desea. Pero, desafortunadamente, una mamá de cesárea tiene que lidiar con eso.

Por otra parte, toser, estornudar e incluso reír lastimarán su incisión. Mantener una almohada contra el abdomen sobre la incisión es la única manera de prevenir el dolor.

Temibles problemas de gas

El embarazo mismo podría haberte dado suficientes problemas de gases. Bueno, pues no termina con el parto. Esto sucede debido a todo el aire que queda atrapado en el abdomen durante el procedimiento. Y sus intestinos estarán lentos después de la cirugía. Es posible que ni siquiera sea capaz de distinguir entre el dolor por gas y el dolor en la incisión.

Período de sangrado más largo

No se puede evitar el sangrado vaginal posparto mediante una cesárea. En su lugar, usted tendrá más sangre durante un período más largo cuando tenga una cesárea. No existen pruebas científicas de que la cesárea produzca más sangrado vaginal. Pero, combinado con el dolor de la incisión y otras irritaciones, el flujo vaginal se convierte en una molestia para muchas.

Tortura emocional

La idea de que nunca experimentó la sensación de un parto vaginal perjudica a todas las madres con cesárea. Especialmente cuando conoce a otras mamás que presumen de su experiencia de parto natural, se sentirá triste. Es sólo otra forma de pensar. Ignórela. Usted dio a luz a un bebé y sufrió todos los dolores asociados con ello.




¡Recuerden todos, una cesárea nunca es un paseo!

Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido