Remedio casero contra el dolor de oídos con sal, un calcetín y una sartén

Cualquier persona que haya sufrido de un dolor de oído, sabe lo terriblemente doloroso que puede ser. Yo personalmente puedo recordar cuando era más joven y tuve una infección del oído medio, y no había nada que me pudiera ayudar. Ni siquiera apretar los dientes me ayudaba, el dolor era simplemente demasiado.




Por supuesto que en algún momento los antibióticos entran en juego y alivian el dolor. Pero esto no siempre está garantizado. También están aquellos que se niegan a utilizar cualquier producto farmacéutico debido a la cantidad de efectos secundarios que pueden tener. Por lo tanto, la idea que vamos a mostrar es genial, porque se puede luchar contra el dolor de oídos… con sal.

Aparte de sal, todo lo que necesitas son unos calcetines blancos. Esto es importante porque de lo contrario existe el riesgo de la alteración de la coloración.

Es importante que la sal sea sal marina gruesa. Los granos deben ser grandes para que no se escapen fuera del calcetín. Y que sea sal de mar es de vital importancia debido a su composición química particular. Con entre un taza y taza y media debería ser suficiente.




Se vierte la sal, como era de esperar, en los calcetines. Para hacer esto, debes dar la vuelta al borde del calcetín, o utiliza un embudo para llenarlo, para que la sal no se derrame por todas partes.

Los calcetines deben quedar bien anudados, preferiblemente con un doble nudo.

El resultado final debe ser aproximadamente del tamaño de la palma de tu mano.




A continuación, coloca el calcetín con la sal en una sartén a fuego medio. Y caliéntalo entre 4 y 6 minutos. Es mejor ir dando la vuelta al calcetín de vez en cuando, para que no se caliente demasiado por un sólo lado. Como alternativa, puedes calentar los calcetines en el microondas. Esto es, sin embargo, problemático porque la sal no queda uniformemente calentada y es difícil sabr cuánto tiempo deben permanecer los calcetines en el microondas. En segundo lugar, el tejido del calcetín puede ser dañado y tiene la posibilidad de que se rompa. Por lo tanto, debes colocar el calcetín en el microondas durante intervalos de cinco segundos, lo cual es aparentemente mucho tiempo. El método de la sartén es mucho mejor.

Ahora tienes que probarlo cuidadosamente con la mano, para ver lo caliente que está el calcetín, de lo contrario podrías quemar (o quemarte) el oído. Si está demasiado caliente puedes esperar un tiempo antes de aplicarlo. El calcetín debe ser colocado en la zona del oído y también debe cubrir una parte del hueso de la mandíbula. El alivio del dolor debería funcionar en cuestión de minutos. Comprobado.

Este alivio natural del dolor es maravilloso para los niños y tiene un efecto inmediato.

Comparte esta gran idea para ayudar a personas que sufren de dolor de oído y que parece que no puede encontrar ningún tipo de alivio o consuelo de todo lo que han intentado.

Fuente: Health Hacks

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR