9 remedios para tratar las varices o venas varicosas sin cirugía


Muchísimos adultos mayores de 50 años sufren de varices o de venas varicosas. Se caracteriza por unas venas retorcidas y agrandadas que aparecen típicamente en las piernas, una afección que es bastante fácil de detectar.

Sin embargo es mucho más que una preocupación superficial; las varices o venas varicosas aumentan significativamente el riesgo de sufrir un coágulo fatal en las venas. La afección también tiende a causar incomodidad, fatiga, inflamación y pesadez.




Por desgracia, el tratamiento tradicional para las venas varicosas tiende a ser bastante caro. Afortunadamente, hay una serie de cosas que usted puede probar en casa para tratar la afección de forma natural. Sin más preámbulos, vamos a explorar 9 de ellos:

1 – Vinagre de manzana

Este líquido increíblemente versátil trabaja para tratar las venas varicosas, gracias a su capacidad para eliminar los depósitos de calcio en los vasos sanguíneos. Esto corrige la mala circulación, que es un subproducto de las venas varicosas y una causa importante de malestar de la afección.

Consiga un poco de vinagre de sidra de manzana y frote con un movimiento circular en las zonas afectadas. Al cabo de dos semanas, usted debe notar una mejoría.

2 – Pimienta de Cayena

El ingrediente activo de la pimienta de cayena, la capsaicina, es otro refuerzo para la circulación. También alivia el dolor cuando se aplica directamente a la zona afectada.




Si usted sufre de varices, trate de incorporar una gran cantidad de pimienta de cayena en su dieta. Se puede hacer una pasta mediante la mezcla de pimientos machacados con el zumo de aloe vera. Aplique la mezcla directamente sobre la zona afectada. Este método tarda entre 1 y 2 meses de uso diario para empezar a funcionar.

3 – Ajo

El ajo funciona para reducir la inflamación asociada con las venas varicosas. Esto es gracias al ingrediente 1,2-DT. Trate de incorporar mucho ajo a su dieta cada día. También puede hacer una crema de ajo mezclando unos dientes picados con un poco de alcohol. Aplicar esta crema en el área afectada 4 veces a la semana.

4 – Rusco (Ruscus aculeatus)

El rusco es una hierba que contiene ruscogeninas – un compuesto que reduce la inflamación y mejora la circulación.

Se puede comprar el rusco en forma de suplemento o extracto líquido. Siga las instrucciones del envase.




Nota: Si usted está tomando medicamentos por tener la presión arterial alta, consulte con su médico antes de tomar rusco. WebMD informa de las reacciones que se producen entre los dos.

5 – Hamamelis

La hamamelis contiene taninos y compuestos astringentes que ayudan a reducir el tamaño de las venas varicosas.

Empapar un algodón con hamamelis y envolverlo alrededor de la zona afectada. A continuación, poner la pierna recta y en alto. Manténgase así durante una media hora. Repita esto diariamente.

6 – Extracto de semilla de castaño de Indias

El extracto de semillas de castaño de Indias contiene un ingrediente activo llamado escina, que mejora la circulación. La escina también alivia la inflamación de las piernas, el picor y el malestar característico de las venas varicosas. Usted puede comprar extracto de semillas de castaño de Indias en forma de suplemento.

No coma las semillas de castaño de Indias en bruto, sin procesar; pues contienen cantidades peligrosas de la toxina esculina.

7 – Perejil

El perejil contiene gran cantidad de vitamina C y de un flavonoide llamado rutina. Ambos funcionan para tratar las venas varicosas al aumentar las capacidades de reparación celular y el fortalecimiento de los capilares – las estructuras que transportan la sangre a sus venas.

Trate de incorporar mucho perejil a su dieta.

8 – Hojas de vid

Las hojas de vid – también conocidas como hojas de parra – son muy eficaces en el tratamiento de las venas varicosas. En un estudio clínico, los pacientes que tomaron suplementos de hoja de vid diariamente veían como sus síntomas de varices se reducían considerablemente.

El suplemento funciona mediante la mejora de la circulación y la restauración de nutrientes protectores.

9 – Tagetes o Clavel moro

Para redondear esta lista, tenemos otra planta antiinflamatoria que aliviará los síntomas de malestar e inflamación característicos de las venas varicosas. Obtenga un poco de pasta de tagetes y aplíquela a la zona afectada diariamente.

Por favor, COMPARTA esta importante información de salud con sus amigos y familiares. ¡Gracias!

Fuente: David Wolfe

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



¿Quieres ver un vídeo chulo?

Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)