15 Síntomas de cáncer que las mujeres no deben ignorar


El cuerpo de las mujeres siempre está cambiando. Sin embargo, algunas veces los cambios que parecen normales pueden ser señales de cáncer.

La clave es prestar atención a su cuerpo para que usted pueda notar cuando algo es diferente, dice Robyn Andersen, médico del Fred Hutchinson Cancer Research Center en Seattle. “Nuevos síntomas indican que algo ha cambiado en tu cuerpo, y deberías saber lo que eso significa.




Entonces, ¿a qué debe estar atenta?

1. Cambios en los senos

La mayoría de los bultos en los senos no son cáncer, pero su médico siempre debe revisarlos. Hágale saber sobre estos cambios también:

  • Hoyuelos o arrugas en la piel
  • Pezones que se vuelven hacia adentro
  • Secreción del pezón
  • Enrojecimiento o descamación del pezón o de la piel del seno

Para buscar la causa de los síntomas, el médico llevará a cabo un examen físico y le hará preguntas acerca de su historial médico. También es posible que se haga pruebas como una mamografía o una biopsia, cuando los médicos extraen una pequeña muestra de tejido para realizar las pruebas.

2. Distensión

Las mujeres tienen hinchazón natural“, dice Marleen Meyers, oncóloga del Centro Médico Langone de la NYU. “Está bien esperar una semana o dos para ver si desaparece.

Si sus síntomas no mejoran con el tiempo, o si ocurren con pérdida de peso o sangrado, consulte a un médico. La hinchazón constante puede ser una señal de cáncer, incluyendo cáncer de mama, de colon, gastrointestinal, ovárico, pancreático o uterino. Dependiendo de otros síntomas, usted se someterá a pruebas que podrían incluir un examen pélvico, así como análisis de sangre, una mamografía, una colonoscopia, una tomografía computarizada o un ultrasonido, para buscar la causa del problema.

3. Sangrado entre períodos

Si usted todavía está menstruando, dígale a su médico si está manchando entre períodos. El sangrado que no es parte de su ciclo mensual habitual puede tener muchas causas, pero su médico querrá descartar el cáncer endometrial (cáncer del revestimiento de su útero).




El sangrado después de la menopausia nunca es normal y se debe controlar de inmediato.

4. Cambios en la piel

Un cambio en el tamaño, la forma o el color de un lunar u otra mancha, así como el desarrollo de nuevas manchas, son signos comunes de cáncer de piel. Visite a su médico para un examen completo y tal vez una biopsia.

5. Sangre en la orina o en las heces

Hable con su médico si usted está sangrando de una parte de su cuerpo que normalmente no lo hace, especialmente si el sangrado dura más de uno o dos días, dice Meyers.

Las heces sanguinolentas con frecuencia provienen de las hemorroides, pero también pueden ser un síntoma de cáncer de colon. La orina sanguinolenta suele ser el primer signo de cáncer de vejiga o de riñones, dice el Dr. Herbert Lepor, urólogo de la Universidad de Nueva York en Langone.

6. Cambios en los ganglios linfáticos

Los ganglios linfáticos son glándulas pequeñas en forma de alubia alrededor del cuerpo. La mayoría de los cambios en ellos provienen de infecciones comunes. Pero algunos cánceres, incluyendo la leucemia y el linfoma, también pueden hacer que los ganglios linfáticos se hinchen y/o se vuelvan sensibles.




Es una buena idea ver a su médico si usted tiene un bulto o hinchazón en cualquier parte de su cuerpo que dure un mes o más, dice Meyers.

7. Dificultad para tragar

Los problemas ocasionales para tragar no son nada de lo que preocuparse. Pero cuando esto sucede con frecuencia, especialmente con vómitos o pérdida de peso, su médico puede querer examinarlo para detectar cáncer de garganta o estómago.

El médico examinará sus síntomas con una endoscopia (un tubo iluminado en la garganta), una tomografía computarizada del cuello, el tórax y el abdomen o una radiografía con bario. Durante una prueba de bario, usted bebe un líquido especial que hace que su garganta y estómago sobresalgan en la radiografía.

8. Pérdida de peso sin intentarlo

La mayoría de las mujeres desean que los kilos de más se disuelvan mágicamente. Pero perder 5 kilos o más sin un cambio en su dieta o hábitos de ejercicio podría indicar un problema.

La mayoría de las pérdidas de peso involuntarias no son cáncer, dice Meyers. “Con frecuencia es causada por el estrés o la tiroides, pero puede ser un síntoma de cáncer de páncreas“, dice. Otros tipos de cáncer como el de colon, estómago y pulmón también son posibles.

Es posible que su médico solicite una gran cantidad de pruebas para detectar un problema, como análisis de sangre y pruebas de imágenes, como PET o una tomografía computarizada.

9. Acidez estomacal

Demasiada comida, alcohol o estrés (o los tres) pueden causar acidez estomacal grave. Meyers sugiere que cambie su dieta durante una o dos semanas para ver si sus síntomas mejoran.

Si eso no ayuda, hable con su médico. La acidez estomacal que no desaparece o empeora puede significar cáncer de estómago, garganta u ovarios. Además, la acidez persistente puede dañar el revestimiento del esófago y llevar a una afección llamada esófago de Barrett. La afección aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de garganta.

10. Cambios en la boca

Si usted fuma, tenga cuidado con las manchas amarillas, grises, blancas o de color rojo brillante dentro de su boca o en sus labios. Usted también podría desarrollar una úlcera bucal que luce como una úlcera con un cráter dentro. Cualquiera de estos puede ser señal de cáncer oral. Pregúntele a su médico o dentista acerca de las pruebas y el tratamiento.

11. Fiebre

Una fiebre que no desaparece y que no se puede explicar podría significar leucemia u otro cáncer de la sangre. El médico debe obtener los detalles de la historia clínica y realizarle un examen físico para verificar la causa.

12. Cansancio

Muchas mujeres están cansadas porque llevan una vida agitada. Pero el cansancio extremo que no desaparece no es normal.

Hable con su médico si su fatiga nunca mejora o si tiene otros síntomas, como sangre en las heces. Su médico le pedirá su historial médico completo y le hará análisis de sangre.

13. Tos

La mayoría de las toses desaparecen por sí solas en 3 a 4 semanas. No ignore uno que dure más tiempo, especialmente si usted fuma o tiene dificultad para respirar. Si tose sangre, vaya al médico. La tos es el síntoma más común del cáncer de pulmón.

14. Dolor

El cáncer no causa la mayoría de los dolores. Pero el dolor continuo puede indicar cánceres óseos, cerebrales o de otro tipo, especialmente los que se han diseminado. Pregúntele a su médico acerca de cualquier dolor inexplicable que dure un mes o más.

15. Dolor de vientre y depresión

Es raro, pero el dolor abdominal más la depresión pueden ser un signo de cáncer de páncreas. ¿Debería preocuparse? No a menos que el cáncer de páncreas sea hereditario en su familia, dice Meyers. “Entonces necesitas un examen rápido.

Fuente: WebMD

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!