¿Qué tipo de sangre aumenta el riesgo de padecer demencia?

La ciencia ha identificado varios factores de riesgo para padecer demencia como el tabaquismo, la hipertensión arterial, la genética, la diabetes y alguno más. Sin embargo, un estudio reciente sugiere que el tipo de sangre también puede influir en el riesgo de tener problemas cognitivos, que afectarían, entre otra cosas a la memoria, encontrar palabras y la personalidad.




Los factores de riesgo

Un equipo de investigadores estudió a más de 30.000 personas a lo largo de un período de 3 años y medio. Durante el estudio, el funcionamiento cognitivo de los participantes se puso a prueba para determinar si había algún tipo de disminución.

Los investigadores utilizaron pruebas que medían la fluidez verbal, la memoria inmediata, la orientación y la capacidad para aprender una lista de 10 palabras.

Al final del período de estudio, el deterioro cognitivo significativo se había desarrollado en 495 personas. De este grupo, los investigadores encontraron que había un tipo de sangre en particular que demostraba un mayor riesgo de deterioro cognitivo: el tipo de sangre conocida como AB. Además, los niveles más altos de factor VIII – una proteína que facilita la coagulación de la sangre también se correlacionaron con un mayor riesgo de tener problemas cognitivos.

¿Cuántas personas tienen el grupo sanguíneo AB?

El grupo sanguíneo AB es bastante raro. Según la Cruz Roja Americana, alrededor del 4 por ciento de los caucásicos, un 4,3 por ciento de los afroamericanos, un 2,2 por ciento de los hispanos y el 7,1 por ciento de los estadounidenses de origen asiático tienen sangre AB.

¿Por qué hay mayor riesgo con el grupo sanguíneo AB?

Una de las razones teorizadas por los autores del estudio, de por que el tipo de sangre AB se correlaciona con un mayor riesgo de deterioro cognitivo es que este tipo de sangre está también más altamente conectado a problemas cardiovasculares. Otras investigaciones ya habían demostrado un vínculo entre los problemas del corazón y el deterioro cognitivo.




Además, el riesgo de tener una enfermedad cardiovascular se incrementa en algunos de los mismos factores de riesgo que están relacionados con un mayor riesgo de demencia, incluyendo obesidad y diabetes.

¿Qué debes hacer si tienes sangre AB?

En primer lugar, hay que recordar que esto es sólo un único estudio, y tiene que ser replicado y confirmado para determinar si los mismos resultados se dan en otras investigaciones.

Además, aunque este estudio demuestra una correlación entre el tipo de sangre y el riesgo de deterioro cognitivo, la investigación ha demostrado que hay muchos otros factores que han demostrado estar asociados con un reducido riesgo de demencia. En otras palabras, hay muchas cosas que puedes controlar que reducen el riesgo de demencia. La dieta, el ejercicio físico y la actividad mental, se han correlacionado en repetidas ocasiones con un menor riesgo de demencia.

Por favor, COMPARTE esta importante información con tus amigos y familiares. ¡Gracias!

Fuente: Verywell
Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR