Es un «elixir» para la salud, pero todo el mundo la tira sin saberlo

Es un "elixir" para la salud, pero todo el mundo la tira sin saberlo

Puede que la cáscara del pomelo nunca tenga un papel destacado en su dieta, pero es comestible, y cuando tira la cáscara, también está tirando nutrientes beneficiosos. La cáscara tiene mucha más fibra que la pulpa. También contiene aceites esenciales, fitoquímicos y vitamina C, que proporcionan protección antioxidante. Algunas de las sustancias que contiene la cáscara del pomelo son incluso prometedoras para combatir el cáncer.

Aceites esenciales

Los aceites esenciales del pomelo se producen y almacenan en la cáscara. El aceite más predominante, el limoneno o D-limoneno, se utiliza a menudo para añadir sabor y fragancia a diversos alimentos. El limoneno exhibe potentes capacidades antiinflamatorias, según el número de julio de 2013 de «Life Sciences«. Aunque se necesitan más investigaciones para demostrar su eficacia, el limoneno también resulta prometedor para combatir algunas formas de cáncer. Por ejemplo, la edición de junio de 2013 de «Cancer Prevention Research» publicó los resultados de un estudio que muestra que el limoneno puede matar las células cancerosas en las mujeres con cáncer de mama en etapa temprana.

Fibra soluble

Los nutrientes que obtendrás de la cáscara del pomelo no se miden de la misma manera que la pulpa y el jugo de la fruta. La Universidad de Purdue informa de que la cáscara de pomelo tiene 2,3 gramos de fibra por cada 100 gramos de cáscara, lo que supone unas tres veces más fibra que la que se obtiene de la pulpa. La cáscara de pomelo es especialmente rica en la fibra soluble pectina, que ayuda a reducir el colesterol y modera el flujo de azúcar en el torrente sanguíneo después de comer carbohidratos.

Línea de antioxidantes

Los extractos de la cáscara del pomelo contienen el conocido antioxidante vitamina C, así como hesperidina y naringina, que también son antioxidantes. La hesperidina y la naringina pertenecen a un grupo de sustancias químicas de origen vegetal denominadas flavonoides. Según el Instituto Linus Pauling, estos fitoquímicos pueden combatir el cáncer inhibiendo la propagación de las células cancerosas. La hesperidina, o hesperetina, muestra potencial para frenar el crecimiento de tumores en el tracto gastrointestinal y el sistema pulmonar, según un informe publicado en la edición de marzo de 2011 del American Journal of Surgery.

Consejos de preparación

La cáscara de pomelo confitada es fácil de hacer, y el dulzor ayuda a compensar el amargor de la cáscara, pero tiene la desventaja de añadir azúcar a su dieta. Pruebe a utilizar la cáscara de pomelo en platos salados. Añada la cáscara rallada a una ensalada de verduras, aguacate y nueces. Adórnela con un aliño a base de zumo de pomelo, piel de pomelo rallada, yogur desnatado y aceite de oliva. Prepare un aderezo para el pescado o el pollo con cáscara de pomelo rallada, mayonesa sin grasa y un toque de zumo de pomelo o vinagre.

Posibles interacciones

El zumo de pomelo interfiere en la absorción de algunos tipos de medicamentos, haciendo que entre demasiado -o muy poco- en el organismo. La edición de marzo de 2009 de «Planta Medica» informa de que las sustancias presentes en la cáscara del pomelo también pueden interactuar con el metabolismo de los medicamentos. Para estar seguro, consulte a su médico antes de consumir cualquier tipo de pomelo si toma medicamentos.

¿Le ha parecido interesante el artículo sobre los beneficios de la cáscara de pomelo? ¡Por favor, compártalo!

Es un "elixir" para la salud, pero todo el mundo la tira sin saberlo

Fotografía: Canva
Fuente: Livestrong

Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




¿Te ha gustado?

¡Síguenos en Facebook!



Comparte en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Comparte en Facebook

Comparte en Twitter

Síguenos en Telegram