7 dulces beneficios del melón amargo

Un melón amargo es probablemente el último vegetal que se le ocurriría cocinar para la cena de esta noche. Pero es un gusto que vale la pena adquirir. Esta hortaliza verde nudosa, también llamada calabaza amarga o pera de bálsamo, puede ser una gran fuente de nutrientes que hacen de todo, desde construir huesos más fuertes hasta mejorar la inmunidad, y posiblemente incluso proteger contra el cáncer. Aquí está un resumen de todas sus bondades.




1. Mantiene su diabetes bajo control

Si usted tiene antecedentes familiares de diabetes o ya ha sido diagnosticado con diabetes mellitus tipo 2, el melón amargo realmente puede ayudar. Se cree que el extracto de melón amargo es estructuralmente similar a la insulina animal y puede reducir los niveles de glucosa en sangre en alguien que tiene diabetes tipo 2. En un estudio, los pacientes que consumían 2.000 mg de melón amargo diariamente vieron que los niveles de fructosamina disminuían significativamente, junto con un “modesto efecto hipoglucémico”. Lo que debe recordar, sin embargo, es que el melón amargo no puede ser un sustituto de los medicamentos que toma.

2. Ayuda con la salud de los ojos

La vitamina A es un nutriente que sus ojos adoran. Además de ayudar a prevenir el desarrollo de cataratas o incluso la ceguera nocturna, esta vitamina promueve la buena salud de los ojos en general. Se necesita para el funcionamiento normal de la córnea y las membranas conjuntivales. Una porción típica de melón amargo le da casi un tercio de la vitamina A recomendada para su cuerpo diariamente.

3. Fortalece los huesos y previene la osteoporosis

El melón amargo contiene altos niveles de vitamina K, un nutriente esencial para la formación de los huesos. Sin ésta vitamina, todo el calcio que usted consume (del cual el melón amargo es de nuevo una buena fuente) no valdrá mucho, porque trabaja en conjunto con esta vitamina para mejorar su densidad ósea. Usted podría fácilmente protegerse de la osteoporosis y la osteoartritis si tiene suficiente de esta vitamina, e incluso menores probabilidades de tener una fractura.

4. Le encanta su hígado

El melón amargo se toma como “tónico para el hígado” debido a su capacidad para ayudar a la digestión, purificar la sangre y desintoxicar el cuerpo. Según la medicina tradicional china, sustancias amargas como la calabaza amarga pueden ayudar a eliminar el exceso de calor en su cuerpo, actuar como una desintoxicación natural y restaurar el equilibrio. La vitamina K en el melón amargo también reduce el riesgo de sangrado relacionado con la enfermedad hepática.

Lo que está atrayendo a más seguidores a esta hortaliza es su papel en la reducción de los niveles de triglicéridos en su hígado. Los estudios en animales sobre múltiples variedades de melón amargo han encontrado que todos impactan los niveles de triglicéridos hepáticos en diferentes grados.




5. Es un aliado en su lucha contra el cáncer

El melón amargo también ofrece esperanza a los que tienen cáncer. Las diferentes partes del melón amargo, desde los extractos de semillas hasta el pericarpio y la placenta, se han utilizado en la investigación contra la leucemia. Estos estudios han encontrado que los extractos vegetales tienen el potencial de causar apoptosis o muerte celular de las células de leucemia HL60 en humanos.

Los estudios que exploran el impacto del tratamiento con extracto de melón amargo en las células de cáncer de mama han encontrado que el remedio reduce significativamente la proliferación celular. El extracto también causa la muerte celular apoptótica de estas células cancerosas, lo que lo convierte en una buena terapia alternativa a considerar junto con el tratamiento médico. Su efectividad en la estimulación de la apoptosis de las células cancerosas del páncreas es especialmente alentadora, dado el mal pronóstico asociado con esta forma de cáncer.

6. Ayuda a perder peso y reduce la grasa

Los estudios han encontrado que el melón amargo puede cortar la acumulación de grasa de tejido en su cuerpo. Esto es el resultado de la capacidad del melón amargo para estimular la descomposición de lípidos o grasas, mientras que también inhibe la síntesis de ácidos grasos o triglicéridos, lo que lo convierte en una buena opción para alguien en un plan de pérdida de peso.

Si está contando calorías y tratando de mantenerse en forma, hay más. Debido a que el melón amargo no es muy calórico, usted podrá obtener vitaminas A, C, K y minerales como calcio, magnesio y potasio sin consumir demasiadas calorías.

7. Construye inmunidad

El melón amargo también actúa como un agente antiinflamatorio. Los compuestos fenólicos ácido gálico, catequina y ácido cafeico en el melón amargo son poderosos antioxidantes, haciendo que una porción del vegetal sea inmensamente beneficiosa para su inmunidad. Para las personas con diabetes, los estudios en animales indican que incluso podría ayudar a normalizar el estado antioxidante que de otra manera se vería afectado. Como un estudio encontró, el consumo de esta calabaza puede ayudar a inducir respuestas antiinflamatorias sistémicas e intestinales.




Fuente: Cure Joy

¿Te ha gustado?




Comparte en Whatsapp

Comparte en Pinterest

Comparte en Facebook

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.



¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!