11 Maneras naturales de estimular sus hormonas de la felicidad

Nuestros sentimientos, ya sean de bienestar, alegría y paz o de dolor, depresión e ira, están todos regulados por hormonas y neurotransmisores.




Los neurotransmisores son químicos cerebrales que comunican información entre el cerebro y el cuerpo. Transmiten señales entre las neuronas o las células nerviosas. Estos químicos importantes interactúan con los receptores ubicados en todo el cerebro y el cuerpo para regular una amplia variedad de procesos que incluyen emociones, miedo, placer, alegría, ira, estado de ánimo y la percepción del dolor.

La inteligencia emocional radica en nuestra capacidad de tomar conciencia de nuestro estado interno y comprender cómo hacer que nuestras emociones funcionen para nosotros, en lugar de permitirles gobernar nuestras mentes.

4 neurotransmisores principales

Hay muchas sustancias químicas que influyen en nuestros sentimientos, pero se pueden reducir a cuatro neurotransmisores principales que desempeñan un papel importante en la sensación de bienestar o felicidad.

1. Dopamina

Impulsa nuestro sistema de recompensas cerebral y su producción aumenta cuando buscamos maneras de encontrar placer o cuando logramos un objetivo u meta.

2. Oxitocina

También se conoce como la hormona del amor que está directamente relacionada con la vinculación humana y aumenta la confianza y la lealtad.




3. Serotonina

Esto se aborda comúnmente como la molécula de confianza, aumenta los sentimientos de valía y crea un sentido de pertenencia.

4. Endorfina

Se ha demostrado que su aparición aumenta la felicidad, lo que permite a las personas manejar el estrés extremo y el dolor, disminuir el apetito y aumentar la respuesta inmune.

Formas naturales de aumentar sus hormonas de la felicidad

Cada una de las sustancias químicas anteriores puede activarse haciendo modificaciones menores a nuestros estilos de vida. A continuación se enumeran algunas formas de aumentar la producción de estos neurotransmisores de forma natural y sin mucho esfuerzo:

  • Disfrute de la actividad física: es un hecho bien documentado que la actividad física de cualquier tipo aumenta la liberación de endorfinas. Puedes elegir correr, caminar, hacer yoga o incluso bailar para elevar el factor de sentirse bien. Un estilo de vida sedentario es una de las principales causas de depresión.
  • Pase tiempo con sus seres queridos: intercambiar información, tomarse de las manos, abrazarse, todas estas pequeñas interacciones ayudan a aumentar la producción de oxitocina. Piense en adoptar un gato o un perro si se siente solo.
  • Tomar el sol cada vez que pueda: la exposición a la luz solar brillante activa la melatonina, que a su vez ayuda a regular los ritmos de sueño/vigilia y también ayuda a la producción de serotonina.
  • Coma carbohidratos, alimentos picantes, chocolate, nueces y semillas ya que todos ellos tienen la capacidad de aumentar la cantidad de hormonas felices que circulan en nuestro cuerpo.
  • Disfrute de la aromaterapia: los olores tienen un profundo efecto en los sentimientos. Los aromas como la vainilla, la lavanda y la rosa son universalmente apreciados y se sabe que provocan una sensación de seguridad y comodidad. Elija un perfume de su elección y úselo a menudo para sentirse bien consigo mismo. Encienda velas de aromaterapia o agarbathi alrededor de su casa para ayudar a crear un ambiente tranquilo.
  • Reír y llorar sin inhibición: se sabe que la risa aumenta la producción de la hormona feliz, pero incluso el llanto ayuda. Cuando sienta la necesidad de llorar, hágalo de todos modos, ya que el cuerpo produce una avalancha de endorfinas poco después de dejar de llorar. Esta es la razón de la sensación de catarsis y alivio que todos sentimos al dejar fluir las lágrimas.
  • Recibe un masaje: aprovecha el poder del tacto. Incluso un masaje de pies básico ayuda a reducir los niveles de estrés ya que el cortisol es reemplazado por la serotonina y la dopamina.
  • Sonrisa: el cerebro no conoce la diferencia entre lo real y lo imaginario. Sonría incluso cuando no tenga ganas de sonreír y se engañará al cerebro para que produzca más hormonas que se sientan bien basándose en el movimiento muscular en su cara.
  • Escuche música: el poder del sonido es inmenso. Puede llevarte a las alturas del éxtasis o las profundidades de la desesperación. Siempre rodéese de sonidos que se adapten a usted y toque música que le atraiga. Música sufí, cantos, canciones populares, cualquier cosa que funcione para hacerte sentir mejor.
  • Domine nuevas habilidades: aprenda un idioma desconocido o comience a tocar un instrumento o incluso simplemente aprenda a hacer ganchillo o juegue un nuevo juego de mesa. No hay nada que le guste más al cerebro que afrontar un nuevo desafío.
  • Practique la gratitud: la mejor oración que podemos ofrecer es simplemente agradecer lo que la vida nos ha dado. Expresar gratitud nos llena de una positividad que resulta en un torrente de hormonas para sentirse bien.

Los Vedas hablan acerca de cómo nuestra naturaleza básica es una de “Satchidananda” o dicha eterna. Al hacer pequeños cambios en nuestras elecciones diarias y al ser conscientes de nuestro comportamiento consciente, es posible mejorar la química de nuestro cerebro y, a su vez, sentirse mejor con nosotros mismos y el mundo que nos rodea y motivarnos para lograr nuestro mayor potencial humano.




Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!