4 peligros ocultos del consumo de alcohol que todo el mundo ignora

Seamos sinceros. El consumo excesivo de alcohol es poco más que una forma social y aceptable de suicidio.




Como sociedad, sabemos que el alcohol se relaciona con 3,3 millones de muertes anuales en el mundo. Y sabemos que el consumo excesivo de alcohol destruye no sólo vidas sino también a familias y comunidades enteras.

Sin embargo, todavía promovemos salir y llegar borrachos los viernes por la noche como una gran manera de celebrar los logros. Tratamos a las personas suicidas con precaución y cuidado mientras hacemos caso omiso del consumo excesivo de alcohol de nuestros compañeros de trabajo y lo vemos como algo totalmente normal.

Aquí hay 4 peligros mortales asociados con el consumo excesivo de alcohol que todos necesitamos que se nos recuerden.

1 – Daño hepático

Para ambos, hombres y mujeres, un consumo superior a 40 gramos de alcohol al día es suficiente para causar daño hepático grave. Esa cantidad se consigue sólo con cuatro cervezas.

Beber más allá de esa cantidad sobrecarga su hígado con la enzima tóxica acetaldehído. Esta enzima daña las células del hígado, causando cicatrices permanentes. El alcohol también daña su intestino, inundando el hígado de toxinas contenidas normalmente por el intestino.




Estos efectos conducen a una serie de enfermedades, incluyendo la enfermedad de hígado graso, hepatitis y trastorno autoinmune.

2 – Aumento del riesgo de cáncer

A principios de este año, los investigadores dieron a conocer una información innovadora que destaca la conexión de alcohol con varios tipos de cáncer. Eso incluye cánceres de boca y garganta, esófago, laringe, hígado, colon, recto y mama.

Este riesgo, por supuesto, se aplica especialmente a los grandes bebedores. Un estudio reveló que por cada dos bebidas que se consumen diariamente, el riesgo de cáncer intestinal aumenta en un 8%.

Y es que resulta que la acción del alcohol como disolvente, facilita a los carcinógenos ambientales (de los cuales hay una tonelada) a entrar en su cuerpo.

3 – Deshidratación




Una vez dentro de su cuerpo, el alcohol actúa como diurético, haciendo que su cuerpo elimine mucha más agua de la que la bebida alcohólica le proporcionó. Esto se debe a que la borrachera bloquea la hormona ADH, una hormona que le dice a su riñón que reabsorba el agua.

Esta deshidratación afecta tanto a la piel como al cabello. Con el paso del tiempo, también conduce a un daño cerebral severo y permanente.

Sin embargo, la deshidratación no es la única manera en que el alcohol ataca al cerebro …

4 – Enfermedad mental

Con el tiempo – una vez que se ha relajado y el efecto calmante ha desaparecido – la borrachera actúa como un depresor. Esto es debido al modo en que el alcohol desordena la química de su cerebro, afectando al delicado equilibrio de los neurotransmisores que le hacen funcionar normalmente.

Para las personas que beben mucho regularmente, este efecto puede llegar a ser permanente. Con el tiempo, la borrachera perderá su efecto calmante inicial por completo y en su lugar producirá agresividad y malestar.

Por favor, COMPARTE esta importante información de salud con tus amigos y familiares. ¡Gracias!

Fuente: David Wolfe

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Temas:

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies