7 analgésicos naturales que son más eficaces que la aspirina común


Los analgésicos han sido motivo de dísputa desde hace mucho tiempo, y no todo el mundo se siente seguro usando aspirina para cada pequeño dolor y malestar. La aspirina, también conocida como ácido acetilsalicílico (AAS), se utiliza como un fármaco común para tratar el dolor, la fiebre, el dolor de cabeza y prevenir enfermedades cardíacas. Sin embargo, ha resultado ser uno de los peores medicamentos de venta libre que la gente ha estado usando hasta ahora. Los efectos secundarios comunes del uso de la aspirina durante mucho tiempo incluyen problemas intestinales como náuseas, indigestión, úlceras e incluso acidez estomacal. Esta es la razón por la que muchas personas buscan remedios naturales para reemplazar la aspirina si están sufriendo de algún tipo de dolor físico. Para encontrar analgésicos naturales más seguros, mejores y más rápidos, siga leyendo.

1. Cúrcuma




Utilizada desde la antigüedad en la medicina ayurvédica, la cúrcuma es un poderoso analgésico. Ha demostrado funcionar incluso mejor que los analgésicos alopáticos cuando se trata de reducir los síntomas de la osteoartritis de rodilla. La cúrcuma contiene curcumina, que le da a la especia su color amarillo único y la atribuye con propiedades analgésicas. Altamente versátil en la naturaleza, la cúrcuma puede ser encontrada en varias formas, tales como raíz fresca de cúrcuma, tintura de cúrcuma, polvo de cúrcuma, e incluso suplementos de cúrcuma.

Cómo usar la cúrcuma para acabar con el dolor
  • Para aplicación tópica: Mezcle 2 cucharadas de cúrcuma con agua para hacer una pasta. Aplique esta pasta en heridas o articulaciones artríticas.
  • Para condiciones extremas: Tome de 1/2 a 1,5 cucharaditas de polvo seco de raíz de cúrcuma diariamente, hasta que los síntomas mejoren. Alternativamente, usted puede tomar 400 a 600 mg de extracto de cúrcuma tres veces al día.

2. Piñas (ananás)

Las piñas contienen bromelina, que es un potente analgésico. Se ha demostrado científicamente que la bromelina tiene la capacidad de disminuir las prostaglandinas, que son las hormonas que desencadenan la inflamación. La bromelaína ayuda particularmente a las personas que sufren de artritis, gota, asma y afecciones marcadas por tensión musculoesquelética.

Cómo consumir piña para aliviar el dolor
  • Para la artritis: Tome un vaso de zumo de piña recién hecho diariamente.
  • Para el asma: Coma ensalada de piña para aliviar los síntomas del asma.

3. Clavo de olor

Los clavos están llenos de aceites volátiles y flavonoides que contienen potentes propiedades analgésicas. Las propiedades antiinflamatorias de los clavos de olor provienen principalmente del eugenol, que es un aceite volátil que se utiliza para aliviar el dolor dental y el dolor que se siente durante la extracción de los dientes. Los clavos de olor también pueden tratar los síntomas del resfriado y las náuseas. Puede encontrarlos fácilmente en forma de clavos secos, polvo de clavo, aceite esencial de clavo y cápsulas de clavo.




Cómo usar clavo para reducir el dolor
  • Para el dolor de dientes: Tome un pedazo de tejido limpio, una bola de algodón o un hisopo de algodón. Sumerja el bastoncillo de algodón, el pañuelo de papel o la bolita de algodón en aceite de clavo. Limpie suavemente el algodón o el tejido empapado en aceite de clavo sobre las encías donde se origina el dolor.
  • Método alternativo: Mastique un clavo entero en el lado donde está experimentando dolor.

4. Sal de Epsom

La sal de Epsom es básicamente sulfato de magnesio, y el magnesio es un gran analgésico cuando se trata de huesos, articulaciones y músculos. El magnesio en la sal de Epsom puede detener fácilmente los calambres musculares y el dolor en el talón. Todo lo que necesita hacer es empapar el área afectada de su cuerpo con un baño de sal Epsom. La sal hace maravillas sacando la materia tóxica del sistema y alivia el dolor y la inflamación.

Cómo utilizar la sal de Epsom para el alivio del dolor
  • Baño de sal Epsom para el dolor: Tome 1 cucharada de sal de Epsom y bicarbonato de sodio. Deje que se disuelvan en un tarro de agua hirviendo del tamaño de dos litros y reserve la solución. Llene una tina con agua tibia y agregue 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana. Vierta la mezcla de sal en ella y añada unas gotas de aceite esencial si lo desea. Sumérjase en este baño durante al menos media hora.
  • Para el dolor de pie: Mezcle media taza de sal Epsom en 4 litros de agua caliente. Remoje sus pies en esta solución durante diez minutos dos o tres veces a la semana.

5. Aceite de semillas de mostaza

El aceite de semilla de mostaza debe aplicarse directamente en el área donde duele. Esto mejora el flujo sanguíneo en el cuerpo y alivia el área afectada del dolor. Esto se debe al alto contenido de magnesio, grasas omega-3 y selenio en las semillas de mostaza. Estos nutrientes también ayudan a mejorar la inflamación y los síntomas de la artritis.

Cómo utilizar el aceite de semilla de mostaza para aliviar el dolor
  • Para el dolor articular: Tome 2 cucharadas de aceite de mostaza. Calentarlo en una sartén y añadirle de 1 a 2 dientes de ajo. Freír el ajo en el aceite tibio y usar este aceite para masajear las articulaciones.
  • Para estimular el flujo sanguíneo: Agregue de dos a tres gotas de aceite esencial de mostaza en 1 cucharada de aceite portador como aceite de coco o aceite de oliva. Utilice esta mezcla para masajear las partes del cuerpo donde experimenta dolor para aumentar el flujo sanguíneo a los músculos.

6. Calor y hielo




Probablemente usted ya esté familiarizado con la forma en que el calor y el hielo pueden hacer maravillas con las lesiones. Sin embargo, la mayoría de nosotros ignoramos exactamente cómo funcionan. Mientras que el calor alivia a las personas del dolor articular, la rigidez y la artritis, el hielo promueve la curación y ayuda a reducir la hinchazón y la inflamación resultantes de lesiones como los esguinces. Por lo tanto, cuando usted sufre de un esguince, aplique hielo para calmar la inflamación. Aplique calor para relajar el área donde experimenta dolor y rigidez muscular.

Cómo utilizar el calor y el hielo para reducir el dolor
  • Para lesiones agudas dolorosas e inflamación: Tome una bolsa de plástico y rellénela con hielo. Aplique esta bolsa de hielo en la herida.
  • Para el dolor y la rigidez muscular: Use una bolsa de agua caliente o una almohadilla térmica y presiónela en las áreas donde siente dolor.

7. Aceites Anti-Inflamatorios

Los aceites antiinflamatorios como el aceite de menta, el aceite de lavanda, el aceite de árnica, el aceite de linaza y el aceite de onagra han demostrado ser analgésicos maravillosos. Del mismo modo, si usted sufre de una lesión menor y brotes de artritis, reducir la inflamación mediante la aplicación de aceite de árnica dos veces al día en los moretones y articulaciones. Las personas con síndrome del túnel carpiano pueden masajear el aceite de linaza en las muñecas regularmente para sentirse mejor. Las mujeres que sufren de calambres premenstruales pueden aliviarse tomando aceite de onagra.

Nota: Utilice siempre aceites esenciales con un aceite base y nunca directamente. Por cada gota de aceite esencial, agregue al menos 5-6 gotas de aceite base como aceite de oliva, coco, almendra dulce o aguacate.

Cómo utilizar los aceites esenciales para reducir el dolor
  • Para el dolor de cabeza: Vierta unas gotas de aceite de menta o de lavanda en las palmas de las manos junto con un aceite base, frótelo para calentarlo y luego aplíquelo en la parte posterior del cuello, las sienes y la frente.
  • Para fibromialgia y calambres musculares: Masajear el área afectada con aceite de menta.
  • Para los síntomas de artritis: Aplique aceite de árnica dos veces al día mezclando unas pocas gotas con un aceite portador como aceite de coco o aceite de oliva.
  • Para el síndrome del túnel carpiano: masajee sus muñecas con aceite de linaza una vez al día.
  • Para los cólicos menstruales: Tome 1,5 g de aceite de onagra a partir del primer día de la menstruación.

Recuerde siempre consultar con su médico antes de usar cualquier aceite esencial o cualquier otro remedio natural para aliviar el dolor. Ciertos aceites esenciales son tóxicos por naturaleza y algunos nunca deben ser tomados por personas que sufren de ciertas afecciones de salud, mujeres embarazadas o niños.

Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal. Pulsa AQUÍ.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!







NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido