Los 9 secretos mejor probados de la mente y el cuerpo para vivir más tiempo

Los 9 secretos mejor probados de la mente y el cuerpo para vivir más tiempo

Vivir una vida larga y feliz es algo por lo que muchas personas se esfuerzan. Cada día puede traer una felicidad inesperada en el camino de la vida, así como desvíos y bloqueos. No se puede prever el futuro -y menos aún cómo envejecerás-, pero puedes practicar el autocuidado de la mejor manera posible.

Hay muchos hábitos que puedes adaptar para alimentar rutinariamente tu mente y nutrir tu cuerpo, manteniéndolo joven y sano. Al fin y al cabo, un estilo de vida sano es un estilo de vida feliz, y te ayudará a vivir la vida larga y fuerte que te mereces. La clave para vivir más tiempo es vivir mejor. Para ello, necesitas aprender algunos secretos de la mente y el cuerpo para vivir más tiempo.

Estos secretos aumentarán el amor propio que le das a tu cuerpo y a tu mente. Puede que pienses que todo consiste en hacer ejercicio cada día, dormir mucho, tomar el sol, tomar tus suplementos vitamínicos, comer frutos secos y semillas, hacer yoga o incluso bañarte frecuentemente en la sauna. Aunque todas estas prácticas han demostrado ser bastante ventajosas para promover la buena salud y la longevidad, hay mucho más en la vida.

En primer lugar, el lugar donde se vive y la forma en que se vive son los dos ingredientes por excelencia de la longevidad. Según una asombrosa investigación publicada en el American Journal of Lifestyle Medicine, hay 5 lugares en todo el mundo en los que un grupo de antropólogos, científicos y demógrafos descubrieron que la gente vive más de 100 años. ¡Has oído bien! Estos lugares de la «fuente de la juventud» tienen incluso un nombre: se llaman «Zonas Azules».

Dan Buettner, director general de Blue Zones LLC, y su grupo identificaron que Cerdeña (Italia), Okinawa (Japón), Ikaria (Grecia), Loma Linda (California, EE.UU.) y Nicoya (Costa Rica) tienen el mayor porcentaje de centenarios (personas de 100 años) que prosperan y viven plenamente.

Hay 9 factores comunes que el equipo de investigación descubrió en todos los individuos que viven en estas zonas, que se denominan los factores «Power 9«. Curiosamente, el Estudio danés descubrió que sólo el 20% de la esperanza de vida de un individuo medio tiene que ver con sus genes, y el 80% restante tiene que ver con su estilo de vida. En la Zona Azul, muchos individuos son capaces de vivir hasta los 90 años, algunos sin ningún tipo de enfermedad crónica. Es sorprendente, ¿verdad? Echemos un vistazo a los 9 factores de poder que puedes añadir a tu propia rutina diaria para promover una vida más larga y mejor.

1. Necesitas un «plan de vida», es decir, un propósito para cada día

Los centenarios de la Zona Azul tienen un sentido de propósito, una razón de por qué se levantan cada día. Incluso hay nombres para ello. «Plan de vida» se utiliza en Nicoya (Costa Rica) y en Ikigagi (Japón). Si tienes un empleo, está claro que estás ocupado cada día. Pero si no trabajas, es importante que dediques tu tiempo a algunas cosas que te hagan sentir bien y de las que seas responsable. Practica nuevas aficiones, apúntate a una clase enriquecedora o dedica algo de tu tiempo a tu comunidad local como voluntario. Si no tienes un amigo peludo como un perro o un gato en tu vida, considera la posibilidad de acoger uno en tu casa. Márcate unos objetivos y ponte a ello. Es importante que tu cuerpo y tu alma se sientan responsables, porque lo que haces es totalmente importante.

2. Relájate y toma un poco de vino

Todos los estudiados (a excepción de los adventistas) toman habitualmente 1 o 2 vasos de alcohol al día, casi siempre vino. Por lo tanto, debería disfrutar de un poco de vino con la comida, o mejor aún, planificar una o dos horas felices semanales para disfrutar con su familia y amigos.

3. Elige opciones de alimentación saludable

La mayoría de los centenarios estudiados tienen varios alimentos básicos en común, como muchas lentejas, judías negras y habas. Comen carne, y la más común es la de cerdo, que disfrutan sólo 5 veces al mes, y sólo entre 75 y 100 gramos por porción. Esto puede significar una gran revisión de tus comidas habituales, pero concéntrate en el premio potencial: una persona sana y una vida más larga.

4. El control de las porciones es fundamental

Todas estas personas sólo comen una comida ligera a última hora del día o a primera hora de la cena, y no ambas. Probablemente esto suponga un cambio importante en el estilo de vida, pero con una recompensa bastante grande, como revela este estudio. Definitivamente, merece la pena eliminar ese picoteo nocturno o ese pedido de pizza, ¿no es así?

5. Saber cuándo reducir la marcha

Todo el mundo tiene estrés, incluidos los centenarios observados. La diferencia estriba en la eficacia con la que cada uno de ellos afronta su preocupación o ansiedad. El estudio reveló que todos ellos se toman un tiempo para descomprimirse de alguna manera. Los sardos disfrutan de la hora feliz. Otros se consuelan con la oración o la siesta. En Japón, es habitual reducir la tensión recordando a sus antepasados. Piensa en el método que más te conviene. Siempre que el método para aliviar el estrés sea algo que vayas a mantener de forma constante, hazlo.

6. Sal a la calle, camina y empieza a hacer más cosas

Los centenarios se encuentran en entornos que les animan a moverse con naturalidad. Los jardines son bastante populares, y no dependen de las comodidades modernas para hacer tareas fuera o dentro de casa. Prueba diferentes maneras de mejorar algunas de tus propias tareas diarias, ¡puede ser un reto divertido cambiar las cosas! Si puedes plantar un huerto, te ahorrarás un montón de dinero en la tienda de alimentación y tendrás a tu disposición verduras saludables cultivadas en casa para prepararlas y disfrutarlas.

7. Ten fe, sea lo que sea que te parezca personalmente

Casi todos los centenarios tienen su propia comunidad religiosa. El estudio indica que participar en un servicio religioso una vez a la semana aumenta la esperanza de vida entre 4 y 14 años. Si profesas una religión que has dejado de lado, quizás puedas recuperarla. Si no es así, explora tus opciones y encuentra algo que pueda funcionar mejor para ti.

8. Da prioridad a tu familia

Los observados creen firmemente que su familia es la prioridad. Los padres ancianos e incluso los abuelos están siempre cerca, si no viven en casa, lo que demuestra que también disminuyen las tasas de mortalidad y enfermedad de los niños. También están casados, lo que aumenta potencialmente la vida en 3 años. Los hijos reciben mucho amor y dedicación, lo que favorece el cuidado de los padres mayores en el futuro.

Aunque ahora las familias están más dispersas que nunca, nunca ha sido tan fácil contactar con los seres queridos a través de mensajes de texto, WhatsApp, Zoom, etc. Asegúrate de planificar un tiempo en tu día y en tu semana para pasar tiempo con tu familia y tus seres queridos, sea como sea.

9. Rodéate de amigos que te apoyen y que te ayuden

Otro denominador común es rodearse de amigos que estén en la misma página en cuanto a la práctica de decisiones buenas y saludables. Los okinawenses creen en los moais, que son 5 amigos de por vida. Las amistades solidarias fomentan las decisiones y acciones saludables.

Elige bien a los amigos con los que sales, porque el tiempo es muy valioso. Considera la posibilidad de hacer una limpieza a fondo y cortar con las relaciones tóxicas que puedas tener, y nunca dudes en dar la bienvenida a otras nuevas. La vida es demasiado corta, ¡y nosotros intentamos alargarla!

¿Le ha parecido interesante el artículo sobre estos consejos para vivir más tiempo? ¡Por favor, compártalo!

Los 9 secretos mejor probados de la mente y el cuerpo para vivir más tiempo

Fotografía: Canva



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




Síguenos en Facebook


Comparte en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Comparte en Facebook

Comparte en Twitter

Síguenos en Telegram