5 hierbas para calmar la ansiedad (sin somnolencia)


¿Estás “nadando” en estrés, últimamente? ¿Las facturas se están acumulando? ¿Desafíos que surgen en su trabajo, familia y hogar? Usted puede estar sufriendo de ansiedad. Según la Asociación Estadounidense de Ansiedad y Depresión, los trastornos de ansiedad son la enfermedad mental más común en los Estados Unidos y afectan a 40 millones de adultos. El trastorno de ansiedad generalizada, por sí solo, afecta a 6.8 millones de adultos, y las mujeres tienen el doble de probabilidades de ser afectadas que los hombres.

Si usted está sufriendo de esta enfermedad de por vida o simplemente está pasando por un período estresante en su vida, las hierbas naturales pueden ayudar. Aquí hay siete que son particularmente buenas para calmarle – sin que le entren ganas de dormir. (Nota: por esta razón hemos dejado fuera la kava y la valeriana).




1. Pasiflora (Passiflora incarnata)

El Centro Médico de la Universidad de Maryland afirma que la pasiflora ha demostrado en algunos estudios que funciona tan bien como algunos de los medicamentos de benzodiazepinas que generalmente se prescriben para el tratamiento de la ansiedad.

Un estudio doble ciego de cuatro semanas, por ejemplo, comparó la pasiflora con el oxazepam. Los resultados mostraron que el oxazepam funcionó más rápidamente, pero al final del período de estudio, ambos tratamientos demostraron ser igualmente efectivos. Los efectos secundarios adicionales como la somnolencia diurna fueron menores con la pasiflora.

Un segundo estudio también mostró que la pasiflora ayudó a aliviar síntomas como ansiedad, irritabilidad, agitación y depresión en participantes que estaban pasando por un retiro de una adicción a las drogas opiáceas.

Dosis: Pruebe una taza de té de pasiflora tres veces al día, 45 gotas de extracto líquido al día, o aproximadamente 90 mg/día.

2. Lavanda

Un estudio multicéntrico, doble ciego y aleatorizado del aceite de lavanda en 2010, comparado con la medicación anti-ansiedad lorazepam encontró que ambos fueron efectivos contra la ansiedad generalizada y persistente. Aunque la lavanda no tuvo efectos secundarios sedantes.




Dado que el aceite de lavanda no mostró efectos sedantes“, afirmaron los investigadores, podría ser una alternativa efectiva y “bien tolerada a las benzodiazepinas” para tratar la ansiedad generalizada. Un estudio anterior de 2000 encontró resultados similares.

Dosis: Pruebe aproximadamente 80 mg/día del suplemento, o use el aceite como solución de aromaterapia.

3. Bálsamo de Limón

Aunque generalmente se encuentra en combinación con otras hierbas, el bálsamo de limón también tiene poderes anti-ansiedad por sí mismo.

La investigación publicada en 2004, por ejemplo, les dio a los participantes una sola dosis de extracto de bálsamo de limón (300 mg o 600 mg) o un placebo, y luego midió su estado de ánimo después de una hora. La dosis más alta resultó en una reducción del estrés y mejoró la calma y el estado de alerta. Incluso la dosis más baja ayudó a los participantes a resolver problemas matemáticos más rápidamente.

Dosis: Úselo en en aromaterapia, pruebe 300-500 mg de bálsamo de limón seco tres veces al día, 60 gotas diarias, o 1/4 a 1 cucharadita de hierba seca de bálsamo de limón en agua caliente para un té cuatro veces al día.




4. Ashwagandha

Un estudio doble ciego controlado por placebo de 2012 les dio a los participantes ya sea un placebo o una cápsula que contenía 300 mg de extracto de ashwagandha de alto espectro y alta concentración, dos veces al día. El estudio duró 60 días. Los que tomaron el ashwagandha mostraron mejoras significativas. Incluso los niveles de la hormona del estrés cortisol se redujeron sustancialmente en aquellos que tomaban el extracto. Y no hubo efectos secundarios graves.

En un estudio realizado a principios de 2000, ashwagandha tuvo efectos ansiolíticos similares a los del lorazepam.

Dosis: La dosis típica es de 300 mg estandarizados a por lo menos uno a cinco por ciento con anólidos, una o dos veces al día.

5. L-teanina

Esta no es realmente una hierba – es un aminoácido soluble en agua; pero ha tenido un resultados en las investigaciones tan buenos que tuvimos que incluirla aquí. Se encuentra principalmente en el té verde y el té negro, y también está disponible como suplemento.

Los estudios han encontrado que actúa directamente en el cerebro, ayudando a reducir el estrés y la ansiedad, sin causar somnolencia.

La investigación de 2008, por ejemplo, encontró que aquellos participantes que tomaban 50 mg de L-teanina al día tuvieron un mayor aumento en la actividad alfa (ondas cerebrales relajadas) que aquellos que tomaron un placebo.

Un estudio anterior de 1998 encontró que 200 mg al día lleva a un aumento de las ondas cerebrales alfa y un estado de ánimo relajado, pero alerta.

Un estudio posterior de 2011 encontró que también se asoció con una reducción de la ansiedad, y fue bien tolerado y seguro para los participantes.

Dosis: Una taza típica de té negro contiene sólo unos 25 mg de l-theanina y té verde sólo unos 8 mg. Mientras que una taza de té puede ser calmante, si usted desea efectos más potentes, intente un suplemento, alrededor de 200 mg al día.

Fuente: Food matters

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido