¿Sabías que si haces esto antes de acostarte cada noche hará que duermas mejor?

A todo el mundo le gustaría tener una buena noche de sueño, pero ¿cuántos de nosotros estamos realmente haciendo cosas para ayudar a que esto suceda? Claro, no se puede comer después de cierta hora, y hay que poner la alarma del despertador para que al menos se duerman ocho horas completas, pero hay algunas noches que simplemente no se puede conciliar el sueño, no importa lo que hagas.

Si bien no hay una solución perfecta para una agitada noche de sueño, hay un montón de cosas que puedes hacer para relajar el cuerpo y la mente antes de ponerte bajo las sábanas. Es posible que sólo asocies el yoga con el gimnasio, pero en realidad es una gran manera de relajar los músculos y asegurarte de que te sentirás tranquilo y cómodo en la cama cada noche.

Estas diez posturas son perfectas para principiantes y profesionales por igual. Por supuesto, asegúrate de hablar con tu médico antes de intentar cualquiera de las posturas y estiramientos incluidos en esta lista. El yoga no cambiará el hecho de que tienes que trabajar por la mañana, pero puede poner tu cuerpo y mente en una posición mejor para conciliar el sueño y ver el mundo de otra forma cuando despiertes al día siguiente.

1. Meditación consciente

Esta es la postura que más a menudo asociamos con la meditación, y por una buena razón. Comienza sentándote cruzando las piernas, asegurándote de que estás con la espalda recta y la columna vertebral estirada. Respira profundamente y concéntrate en cada respiración a medida que el aire entra y sale. Esto ayudará a calmar la mente y hará que tu cabeza esté más tranquila antes de dormirte.

2. Inclinación hacia adelante

Una vez tuve un amigo me dijo que si te estiras antes de acostarte, podrás dormir como un rey. Ninguna postura ejemplifica esto mejor que la inclinación hacia delante. Estira las piernas delante de ti y trata de llegar lentamente hacia delante para tocar tus pies. ¿No puedes completar todo el recorrido? ¡No te preocupes! La idea es estirar los músculos sin tener ningún dolor grave, por lo que no intentes llegar a tus pies si sólo puedes llegar hasta las espinillas.

3. Postura del niño

¡Ah, dormir como un niño otra vez! Para completar esta postura, tendrás que ponerte de rodillas en la parte superior de la cama. Asegúrate de que los dedos de tus pies se tocan, a continuación, separa las rodillas hasta que estén tan abiertas como la anchura de las caderas. Dobla el torso hacia delante de manera que estés en reposo entre sus muslos.

4. Torcer el cuerpo

Comienza como si estuvieras haciendo meditación consciente. Ahora, coloca tu mano derecha sobre la rodilla izquierda y tu mano izquierda sobre la cama detrás de su espalda. Gira lentamente el torso hacia la izquierda y asegúrate de girar la cabeza junto con él como si estuvieras mirando por encima de tu hombro izquierdo. Respira profundamente y mantén la postura durante todo el tiempo que te sientas cómodo. Finalmente, vuelve a la posición central, y repite este proceso por el lado opuesto.

5. Reclinación de la diosa

Puede que no seas una diosa real, pero eso no quiere decir que no merezcas ser tratada como tal. Ponte plana sobre tu espalda, dobla las rodillas hacia el exterior, y junta las plantas de los pies..

6. Piernas sobre la pared

Otra gran forma de estirar las piernas – además, la inversión es una gran manera de aliviar la tensión. Simplemente colócate en tu cama e inclina las piernas hacia arriba sobre la pared.

7. Rodar hecho un ovillo

Si quieres dormir como un bebé, esta pose te ayudará a dormir como tal. Mientras estás sobre tu espalda, lleva las rodillas hacia el pecho y abrázalas cerca. Asegúrate de que tus tobillos se cruzan y que las manos descansan sobre tus espinillas. Después trata de moverte hacia adelante intentando ponerte sentado, y luego deja que tu cuerpo ruede hacia atrás y exhala.

8. Postura de la paloma

No te estreses si ves que ésta postura parece un poco complicada – la relajación que viene después de hacer esta postura merece totalmente la pena. Comienza por ponerte en el suelo sobre tus manos y rodillas. Desliza tu rodilla izquierda hacia adelante, a continuación, extendiende la pierna derecha detrás de tu cuerpo. Por último, dobla la parte superior del cuerpo hacia adelante de modo que se extienda por encima de tu rodilla izquierda. La realización de esta posición durante unos minutos es lo ideal, pero si se hace durante algo menos de tiempo puede estár muy bien. A continuación, intenta hacer lo mismo con el lado opuesto.

9. Giro supino

Esta postura es buena por la mañana y por la noche. Abraza tus rodillas contra tu pecho, y luego ponlas al lado de tu cuerpo. Después trata de relajarte en esa pose durante un par de minutos, lleva las rodillas hacia atrás hasta el pecho, y colócalas al otro lado.

10. Postura del pez

También conocida como “la postura Flashdance” (bueno, en realidad no), ésta es ideal para cualquier persona con dolor de espalda. Mientras te pones de espaldas, desliza tus manos bajo las caderas. A continuación, eleva el pecho hacia el techo y deja que tu cabeza caíga de nuevo lentamente.

Por favor, COMPARTE esta importante información de salud con tus amigos y familiares. ¡Gracias!

Fuente: Viral Diario

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Temas:

¿Te ha gustado?




¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies