Un estudio revela que esta causa de la grasa abdominal le sorprenderá

Un estudio revela que esta causa de la grasa abdominal le sorprenderá

Muchas personas luchan contra la grasa abdominal no deseada. Es muy común hacer dieta e incluir ciertos ejercicios vigorosos que se dirigen principalmente a la sección media para la pérdida de peso en esa zona, pero decepcionantemente, muchas veces esta acumulación de grasa sigue siendo un problema bastante frustrante y poco saludable.

Si esto le suena demasiado familiar, lea, porque puede estar pasando por alto una causa importante de la grasa abdominal que probablemente le sorprenderá.

Dormir poco puede causar más daños de los que inicialmente pensaba

Un nuevo estudio realizado por la Clínica Mayo, publicado en The Journal of the American College of Cardiology, revela que se ha comprobado que el sueño insuficiente aumenta tu consumo de calorías, lo que da lugar a la acumulación de grasa -especialmente de la grasa abdominal no saludable-.

Según la investigadora principal del estudio de la Clínica Mayo, la doctora Virend Somers, catedrática de Medicina Cardiovascular: «el sueño inadecuado parece redirigir la grasa al compartimento visceral, que es más peligroso«. «Es importante destacar que, aunque durante el sueño de recuperación se produjo una disminución de la ingesta de calorías y del peso, la grasa visceral siguió aumentando. Esto sugiere que el sueño inadecuado es un factor desencadenante de la deposición de grasa visceral no reconocido hasta ahora, y que el sueño de recuperación, al menos a corto plazo, no revierte la acumulación de grasa visceral.»

Por si no lo sabía, la grasa visceral es la que envuelve los órganos internos en lo más profundo del abdomen. Se sabe que tiene una fuerte conexión con las enfermedades metabólicas y cardíacas.

Si tiene problemas para dormir, no está sola

Si lidia con la incapacidad de dormir lo suficiente, no está sola. Son muchos los factores que pueden contribuir a esta falta de descanso, como el estrés, el exceso de trabajo y los horarios difíciles, o incluso los problemas financieros.

Este sueño insuficiente no es bueno. Como explica la Dra. Somers, «nuestros hallazgos muestran que el sueño acortado, incluso en sujetos jóvenes, sanos y relativamente delgados, se asocia con un aumento de la ingesta de calorías, un incremento muy pequeño del peso y un aumento significativo de la acumulación de grasa dentro del vientre.»

Los participantes en el estudio que tenían el sueño restringido consumían 300 calorías diarias más que el grupo de control

El análisis del estudio de la Clínica Mayo, dirigido por la investigadora en medicina cardiovascular Naima Covassin, doctora en la Clínica Mayo, consistió en la observación de 12 individuos sanos y no obesos. Los participantes estudiados se turnaron en dos sesiones de 21 días. Una sesión se consideró «sueño normal» y la otra, «sueño restringido». Los científicos observaron a cada individuo, registrando el gasto energético (todos se mantuvieron relativamente nivelados durante todo el estudio), la ingesta de energía (ambos grupos podían acceder libremente a los alimentos), el peso y la composición corporal, y la distribución de la grasa. Esto incluía la grasa del vientre, o grasa visceral.

Ambas sesiones comenzaron sus primeros cuatro días con nueve horas de sueño en la cama. Luego se pasó a cuatro horas de sueño para el grupo de sueño restringido y a nueve horas de sueño para el grupo controlado. Los últimos tres días incluyeron nueve horas en la cama para ambos grupos. Durante las sesiones de sueño restringido se consumieron 300 calorías más cada día, un 13% más de proteínas y un 17% más de grasas. Las calorías extra fueron mayores en la primera etapa de privación de sueño y menores hacia el «período de recuperación».

Esta investigación revela que la falta de sueño es uno de los principales factores que contribuyen a la grasa abdominal poco saludable

La investigación revela que la falta de sueño puede contribuir en gran medida a la grasa abdominal poco saludable. Cuando no se puede dormir lo suficiente, se tiende a consumir más calorías y no se realiza actividad física, lo que supone un riesgo de padecer enfermedades crónicas.

Según el Dr. Covassin, «la acumulación de grasa visceral sólo se detectó mediante una tomografía computarizada y, de otro modo, habría pasado desapercibida, sobre todo porque el aumento de peso fue bastante modesto, de sólo medio kilo. Las medidas de peso por sí solas serían falsamente tranquilizadoras en cuanto a las consecuencias para la salud de un sueño inadecuado. También son preocupantes los efectos potenciales de los períodos repetidos de sueño inadecuado en términos de aumento progresivo y acumulativo de la grasa visceral durante varios años.»

¿Y ahora qué? Bueno, intentar dormir lo suficiente en un horario que se adapte a su estilo de vida es la clave. La Dra. Somers aconseja a las personas que no pueden dormir bien que mantengan una dieta completa con opciones de alimentos saludables. Además, es imprescindible aumentar el ejercicio.

¿Le ha parecido interesante el artículo sobre la causa de la grasa abdominal? ¡Por favor, compártalo!

Un estudio revela que esta causa de la grasa abdominal le sorprenderá

Fotografía: Canva



El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




¿Te ha gustado?

¡Síguenos en Facebook!



Comparte en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Comparte en Facebook

Comparte en Twitter

Síguenos en Telegram