11 Señales importantes de que no bebemos suficiente agua

No hay muchas cosas en este mundo más refrescantes que un gran vaso de agua fría. No creo que haya nadie que puede negar que a veces, un simple vaso de agua puede ser más satisfactorio que una taza de café o una lata de refresco. A pesar de esto, muchos de nosotros no bebebemos suficiente agua de forma regular. Al privarnos a nosotros mismos del recurso más natural del mundo, estamos dañando continuamente nuestros cuerpos. Si usted reconoce cualquiera de las siguientes señales en sí mismo, le recomendamos que vaya y beba un vaso de H2O enseguida.




1. Su boca está seca

Esto parece bastante obvio, pero las consecuencias podrían no serlo. Por supuesto, cada vez que sienta esa sensación pegajosa y desagradable en la boca, es que obviamente necesita algún tipo de líquido. Sin embargo, las bebidas azucaradas son sólo una solución temporal a un problema mayor. El agua potable lubrica las membranas mucosas de la boca y la garganta, que continuarán manteniendo la boca húmeda con saliva mucho después del primer sorbo.

2. Su piel está seca

Su piel es el órgano más grande del cuerpo, así que por supuesto necesita mantenerse hidratada. De hecho, la piel seca es uno de los primeros signos de deshidratación que pueden conducir a problemas mucho más grandes. La falta de agua significa una falta de sudor, lo que conduce a la incapacidad del cuerpo para eliminar el exceso de suciedad y grasa acumulada a lo largo del día.

3. Tiene una sed excesiva

Cualquiera que haya tenido alguna vez una resaca puede decir que, al despertar, su cuerpo simplemente no puede obtener suficiente agua. El alcohol deshidrata todo el cuerpo, y el agua potable envía señales de ‘¡SI POR FAVOR! al cerebro hasta que sus niveles de líquidos vuelven a los normales. Escuche lo que su cuerpo le está diciendo; ¡sabe de lo que está hablando!

4. Sus ojos están secos

A estas alturas debería estar claro que el agua potable afecta a algo más que su boca y la garganta. La falta de ingesta de agua conduce a unos ojos secos e inyectados en sangre (de nuevo, piensa en esa última resaca). Sin agua en el cuerpo, sus conductos lagrimales se secan. Si está pensando ‘¿Y qué pasa si no puedo llorar?’, se dará cuenta de que esto podría causar mucho más daño a los ojos, especialmente si usted usa lentes de contacto diariamente.

5. Experimenta dolor en las articulaciones

Nuestros discos de cartílagos y espinales se componen de alrededor del 80% de agua. Esta es una absoluta necesidad para mantener que nuestros huesos no se rocen con otros con cada paso que damos. Al mantener su cuerpo hidratado, se asegura de que sus articulaciones pueden absorber el impacto de los movimientos bruscos, como correr, saltar o si tiene la mala suerte de caerse.




6. Su masa muscular disminuye

Sus músculos, también están compuestos principalmente de agua. Obviamente, menos agua en el cuerpo significa menos masa muscular. Beber agua antes, durante y después de un entrenamiento no sólo le mantendrá hidratado y cómodo, sino que también llevará agua a los lugares correctos de su cuerpo, y disminuirá la probabilidad de desarrollar inflamación y dolor relacionado con el ejercicio y el levantamiento de pesas.

7. Permanece enfermo mucho tiempo

Beber agua permite a su cuerpo eliminar las toxinas de forma continua. Sus órganos funcionan como una máquina filtrando ciertos productos de desecho, pero si no se le da ese combustible a la máquina (agua), no pueden funcionar correctamente. Lo que termina pasando en un cuerpo deshidratado es que los órganos empiezan a sacar agua de las zonas donde está almacenada como la sangre, lo que conduce a otra serie de problemas.

8. Se siente fatigado y letárgico

Como acabamos de mencionar, cuando un cuerpo está deshidratado “toma prestada” el agua de la sangre. Una sangre que no está adecuadamente hidratada conduce a una falta de oxígeno que debe ser llevado por todo el cuerpo. Y por supuesto, la falta de oxígeno conduce a la somnolencia y la fatiga. La falta de resistencia significa que usted comienza a experimentar esa falta de agua.

9. Experimenta sensación de hambre

Cuando está deshidratado, su cuerpo podría comenzar a pensar que necesita un poco de comida. Esto sucede durante todo el día y especialmente durante la noche, cuando se despierta el deseo de ese bocadillo de medianoche. Sin embargo, comer alimentos crea más trabajo para su cuerpo, mientras que beber agua purifica sus órganos y suministra el combustible que necesita para el resto de procesos del cuerpo.

10. Experimenta problemas digestivos

Sin una hidratación adecuada, la cantidad y la fuerza del moco en el estómago disminuye, permitiendo que el ácido del estómago pueda hacer un cierto daño importante en su interior. Esto conduce a lo que comúnmente se conoce como acidez estomacal e indigestión.




11. Experimenta un envejecimiento prematuro

La cantidad de agua que nuestros cuerpos conservan naturalmente disminuye con la edad. Obviamente, lo que esto significa es que, a medida que envejecemos, debemos aumentar conscientemente nuestro consumo de agua. Si bien el envejecimiento prematuro es más evidente en el exterior, el daño que hace a nuestro interior, en última instancia lo sentirá con el paso del tiempo. Para disminuir el riesgo de un mal funcionamiento de su cuerpo, es importante seguir bebiendo agua durante la vida.

Por favor, COMPARTA esta importante información de salud con sus amigos y familiares. ¡Gracias!

Fuente: Bright side

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



Los mejores consejos y noticias de salud
en tu email

Suscríbete y recibe los mejores consejos y noticias de salud en tu email

Tu E-mail (requerido)