Tratamientos naturales para la osteoartritis (degeneración del cartílago articular)

¿Se despierta por las mañanas con los dedos rígidos? ¿Las rodillas chirriantes y los tobillos doloridos hacen que su rutina diaria sea difícil de llevar? Estos son algunos de los primeros signos de la osteoartritis. La osteoartritis supone el desgaste del cartílago protector alrededor de las articulaciones y generalmente nos afecta a medida que envejecemos. También puede ocurrir en personas más jóvenes como resultado de una lesión. Cuando la capa superior del cartílago se desgasta o se descompone debido a la edad, lesión o uso excesivo, los huesos debajo de ella se rozan entre sí, provocando hinchazón, dolor y dificultad en el movimiento.




La ciencia médica aún no ha encontrado una cura para esta afección, a menudo incapacitante. En el lado positivo, hay varias opciones de tratamiento para controlar y sobrellevar la osteoartritis. Además de los medicamentos de venta libre, existen alternativas naturales como suplementos a base de hierbas, regímenes de ejercicio y terapias físicas. Estos tratamientos pueden ayudar a retrasar el progreso de la osteoartritis y a mejorar su calidad de vida. A continuación, se presentan algunas opciones para ayudarle a combatir la osteoartritis de manera eficaz.

1. Remedios herbales para combatir la inflamación: Incienso, cúrcuma, capsaicina, y jengibre

Incienso indio

El incienso indio es un prometedor suplemento herbal para la osteoartritis. Contiene ácidos boswélicos, compuestos activos que combaten la inflamación y alivian el dolor. Los estudios indican que el incienso indio puede ayudar a prevenir o retrasar la pérdida de cartílago alrededor de las articulaciones cuando se consume durante al menos 3 meses. En otro estudio, se encontró que su extracto, Loxin 5, reduce el dolor y mejora la función dentro de 7 días.

Cúrcuma

La cúrcuma, específicamente un compuesto en ella llamado curcumina, es conocida por su capacidad para aliviar la inflamación y el dolor mediante el bloqueo de elementos inflamatorios. Se ha encontrado que la cúrcuma es efectiva cuando se toma a largo plazo para aliviar el dolor de rodilla resultante de la osteoartritis.

Aquí están algunas maneras fáciles de añadir cúrcuma en su dieta diaria:

  • Agregue una pizca de cúrcuma a los huevos revueltos.
  • Mezcle vegetales asados o verduras salteadas como col rizada y repollo con un poco de polvo de cúrcuma.
  • Saboree arroz o sopa con cúrcuma para dar un sabor cálido e interesante a la comida.
Capsaicina

Esta sustancia química que produce hormigueo en la lengua proviene de los pimientos chiles y tiene un sinnúmero de beneficios para la salud – y uno de ellos es como un eficaz analgésico para la osteoartritis. La capsaicina funciona disminuyendo temporalmente la sustancia transmisora del dolor P. Puede encontrar capsaicina en cremas, parches o geles. Las pruebas muestran que usted debe poder sentir su eficacia después de aproximadamente 3 semanas de uso. La American College of Rheumatology recomienda específicamente la aplicación tópica de capsaicina para la osteoartritis en la mano, pero está en contra del uso de capsaicina para la osteoartritis en la rodilla.




Las cremas tópicas de capsaicina pueden causar enrojecimiento de los ojos y la piel o producir a una sensación de ardor y picazón, así que úselas con precaución.

Aguacate y Soja Insaponificables (AS)

Los extractos naturales de aceite de aguacate y de soja ayudan a frenar la degradación progresiva del cartílago y favorecen su reparación. Los suplementos de ASU trabajan lenta pero eficazmente para reducir el dolor y la rigidez articular. La respuesta de su artrosis a la ASU también depende de la gravedad de su afección, su peso corporal y el nivel actual de actividad. Algunas formulaciones de ASU pueden desencadenar reacciones alérgicas en ciertos individuos, así que consulte a su médico antes de probar este remedio.

Jengibre

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias que podrían ayudar a aliviar los síntomas de la osteoartritis. Se ha demostrado que los extractos de jengibre que se toman con regularidad mejoran el dolor de rodilla y cadera en la osteoartritis. Aunque los científicos afinan su investigación, explorando maneras de incorporar el jengibre fresco en su dieta, desde preparar una taza de té de jengibre hasta agregar el jengibre rallado o cortado finamente en salsas, fideos, marinados y ensaladas.

2. Ejercicio para mejorar la movilidad

Mantener sus articulaciones móviles y encontrar el equilibrio adecuado entre el ejercicio y el descanso es importante si usted tiene osteoartritis. Haga ejercicio regularmente, aunque sea por poco tiempo, para evitar que sus articulaciones se pongan rígidas. Ejercicios de fortalecimiento y ejercicios aeróbicos son su mejor opción. Sin embargo, debe consultar a su médico antes de comenzar un nuevo régimen de ejercicio.

  • Los ejercicios de fortalecimiento protegerán su articulación al fortalecer y tonificar los músculos que sostienen y controlan la articulación. Esto también reducirá el dolor. Por ejemplo, los ejercicios de muslo y cadera son beneficiosos para las personas con osteoartritis de la rodilla. Fortalecer los músculos del muslo reducirá sus probabilidades de caerse o tropezar. Del mismo modo, si usted tiene osteoartritis de la cadera, necesita ejercicios que fortalezcan la cadera y mejoren la flexibilidad. Consulte a un fisioterapeuta para un régimen adaptado a sus necesidades.
  • Los ejercicios aeróbicos son aquellos que lo hacen un poco sin aliento y aumentan el pulso. Trate de nadar, caminar a paso ligero o andar en bicicleta (puede usar una bicicleta estática). Debido a que el ejercicio aumenta sus niveles de endorfinas u hormonas que alivian el dolor, usted experimentará menos dolor. La natación puede ser una de las mejores maneras de encontrar alivio del dolor de la osteoartritis. Debido a que el agua soporta su peso, sus articulaciones no sentirán la tensión. Eso, a su vez, significa menos dolor.

3. Yoga y meditación para mejorar la calidad de vida

Los movimientos lentos y deliberados del yoga se pueden calibrar de acuerdo a su edad, los niveles de aptitud, y las afecciones de salud existentes. Y pueden ser ideales para mover los miembros doloridos, mejorar la calidad de vida e inducir una sensación de bienestar. Un profundo ensayo del Centro de Artritis Johns Hopkins concluyó que el yoga es adecuado para personas con todas las formas de artritis que llevan vidas sedentarias y puede ser una bendición para muchos pacientes ancianos.




Estas yogasanas (poses) le ayudarán a desarrollar fuerza y flexibilidad y a mejorar el equilibrio:

Postura del guerrero (veerabhadrasana): Fortalece los músculos de los brazos, piernas y espalda baja; beneficia al hombro dormido.

Estiramiento del gato (marjarasana): Fortalece todo el cuerpo y mejora la flexibilidad en la columna vertebral, muñecas y hombros. También mejora la circulación sanguínea. Consulte a un médico si tiene algún problema en el cuello o los hombros antes de intentar realizar la pose del gato.

Postura del árbol (vrikshasana): Fortalece los músculos de la espalda y de las piernas; mejora el equilibrio y la concentración mental. No es aconsejable para personas con hipertensión arterial o migraña.

Además de yogasanas, los expertos prescriben pranayama (ejercicios de respiración profunda) y meditación para sanar el cuerpo y también mejorar el bienestar mental.

Si bien el yoga puede ser un complemento valioso para los medicamentos recetados, hágalos con seguridad y obtenga antes la aprobación de su médico.

Además, tenga en cuenta estas cosas mientras practica yoga:

  • Si siente dolor, deténgase inmediatamente.
  • Haga solamente pequeñas flexiones de espalda y no extienda demasiado el cuello. Mantenga la cabeza alineada con la longitud de la columna vertebral.
  • Si usted tiene artritis de cadera, tenga cuidado con las asanas que “abren” las caderas.
  • Al comenzar, sea cuidadoso con usted mismo – el yoga no se trata de “¡sin dolor, no hay beneficio!”, Aumente la intensidad o duración del ejercicio gradualmente.

4. Terapia de masaje para aliviar la rigidez y el dolor

Cuando le duelen los huesos, ¿por qué no prueba un masaje suave y relajante? El ayurveda trata la terapia de masaje como un componente intrínseco del tratamiento de la artritis. Los aceites de sésamo medicados que se aplican externamente sobre las partes afectadas del cuerpo pueden ayudar a aliviar la rigidez y el dolor articular, eliminar toxinas y nutrir los tejidos. La terapia de masaje puede ofrecer alivio del dolor y la rigidez y mejorar la calidad de vida. Recuerde, en casos de osteoartritis severa, el masaje bien puede estar contraindicado ya que puede empeorar la inflamación.

5. Termoterapia para reducir el dolor y la inflamación

En la termoterapia, se aplica calor o frío a las articulaciones para reducir el dolor y la inflamación causados por la osteoartritis. El tratamiento se puede hacer con toallas, paquetes o cera. El tratamiento del resfriado puede ayudar a adormecer el dolor, bloquear los impulsos nerviosos a la articulación y estrechar los vasos sanguíneos. El calor, por otra parte, puede ayudar a relajar los músculos y mejorar la circulación. Un estudio que incluyó masajear con hielo durante 20 minutos, 5 días de la semana durante 2 semanas, aumentó el rango de movimiento de la rodilla, la fuerza muscular en la pierna y la movilidad general también. Estudios similares con los envases fríos y calientes han mostrado resultados positivos cada vez. Estudios más extensos ayudarán a demostrar cómo puede la termoterapia ser un tratamiento para la osteoartritis.

6. Guías de dieta para controlar la osteoartritis desde adentro

Su dieta diaria desempeña un papel importante en el control de la osteoartritis. Éstos son algunos consejos:

  • Consuma una dieta balanceada rica en una variedad de verduras de diferentes colores, alubias/legumbres, granos enteros, carnes magras y productos lácteos bajos en grasa.
  • Evite los alimentos procesados que pueden aumentar la inflamación. Manténgase alejado del azúcar y de las golosinas saturadas de grasa. Reduzca el consumo de bebidas azucaradas, agua con vitaminas y alcohol.
  • Cuando planee sus comidas, tenga en cuenta su peso. Los kilos de más ejercen más presión sobre las articulaciones y son un factor de riesgo para la osteoartritis. Perder peso y hacer ejercicio correctamente ayudará a mejorar los síntomas de la osteoartritis.
  • El Omega-3, un ácido graso esencial de fuentes alimenticias, puede ayudar a controlar la osteoartritis bloqueando los procesos inflamatorios. Se puede obtener de pescado aceitoso (sardinas, caballa), linaza, nueces y aceite de canola. Si usted planea tomar suplementos de aceite de pescado, consulte con su médico primero para los posibles efectos secundarios.

7. Recetas ayurvédicas para la dieta para abordar el desequilibrio de vata

Según el pensamiento ayurvédico, los dolores articulares son el resultado de un exceso de vata, el elemento aire en nuestro cuerpo. Una dieta que aborde este desequilibrio puede ayudar a aliviar la rigidez y el dolor.

  • Incluya azúcar de palmera en su dieta para fortalecer los músculos y aliviar el dolor y la rigidez del cuerpo.
  • Reduzca el consumo de sal en su dieta diaria.
  • Evite el suero de la leche.
  • Incorpore vegetales como la berenjena y la calabaza que combaten el dolor.
  • El mijo perlado también puede reducir los síntomas de la osteoartritis.
  • Los plátanos son beneficiosos para las enfermedades relacionadas con el vata.
  • Las uvas, ricas en vitaminas, minerales, fósforo y calcio, también se recomiendan para curar la artritis.
  • El ajo, con sus propiedades antiinflamatorias, puede curar las articulaciones dolorosas. Hervir una vaina de ajo con una taza de leche hasta que se reduzca a la mitad. Refrescar y beber.

8. La acupuntura para el alivio del dolor relacionado con la artritis

Hay algunas pruebas de que la acupuntura, la terapia con agujas china tradicional, puede ayudar con los síntomas de la osteoartritis. Una encuesta de 15 ensayos con alrededor de 1500 pacientes encontró que la acupuntura proporcionó alivio del dolor y mejoró la disfunción física en personas con osteoartritis de la rodilla. Se cree que la acupuntura ayuda a estimular la liberación de endorfinas, los analgésicos naturales de su cuerpo. ¿Debería intentarlo? Adelante, dicen los expertos, pero utilícelo como complemento y no como sustituto de los medicamentos y la fisioterapia. Mientras que la acupuntura no debe tener ningún efecto secundario, recuerde que mucho depende de la habilidad del acupunturista. Como medida de precaución básica, consulte a un médico reconocido y calificado.

9. Terapia magnética para la osteoartritis: La evidencia no es concluyente

Una revisión de varios estudios que usaron imanes para tratar la osteoartritis muestra que los imanes no produjeron ninguna mejoría significativa en los síntomas. Sin embargo, hubo algún efecto positivo cuando se utilizaron imanes de mayor fuerza. En otro estudio, a los individuos con osteoartritis de la cadera o rodilla se les dieron brazaletes magnéticos de diferentes fuerzas durante 12 semanas. Hubo una reducción significativa del dolor entre los que usaban brazaletes de mayor fuerza. Sin embargo, aún se desconoce si el alivio del dolor se experimentó debido a un efecto placebo o a un beneficio real. Sin embargo, si usted encuentra comodidad al usar un dispositivo magnético, puede hacerlo después de consultar a su médico. Pero no utilice imanes en lugar de los métodos de tratamiento convencionales para evitar la visita al médico.

Fuente: Cure Joy

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

¿Te ha gustado?






¿Qué piensas? ¡Déjanos un comentario!



NEWSLETTER CONOCER SALUD

Recibe una dosis diaria en tu email

* requerido