9 beneficios de tener un compañero de ejercicio

9 beneficios de tener un compañero de ejercicio

Hacer ejercicio solo es bueno, pero tener un compañero de ejercicio aún es mejor. Tener un compañero de ejercicio te ayuda a mantenerte en forma, a alcanzar tus objetivos, a motivarte y a duplicar los beneficios, ya que tú y tu compañero construiréis músculo, resistencia y también lo mantendréis. Sigue leyendo y espero que estés más que dispuesta/o a convencer a un amigo o a cualquiera para que se una a tus entrenamientos.

1. Motivación

Una de las claves de un gran programa de ejercicios y su mantenimiento es la motivación. La motivación te hace ir de una repetición a otra, te da la mentalidad de añadir una serie más y de continuar más allá en cada sesión de entrenamiento. Tener un compañero de ejercicio te motiva a trabajar más duro.

Él/ella puede animarte a trabajar más duro, y en los momentos en los que te apetece quedarte tumbado en la cama todo el día, ver a tu compañero de entrenamiento preparándose para ir al gimnasio mata tus demonios del entrenamiento. Hay varias maneras de estar con tu compañero de ejercicio para que cada sesión sea más divertida y desafiante.

Desafiaos el uno al otro cuando se trata de tus ejercicios. Estos retos pueden ser a corto plazo o a largo plazo. Un ejemplo de desafío a corto plazo es trabajar el uno contra el otro cuando se trata de correr para ver quién llega más lejos, quién se queda más tiempo o quién consigue más repeticiones con sus abdominales. También hay diferentes retos como quién consigue levantar primero 100 kilos en el banco después de unos meses o cualquier otro reto de levantamiento que se pueda hacer. La idea de tener un desafío te motiva a trabajar duro con tu entrenamiento, y sólo puede ser, por supuesto, con la presencia de un compañero de ejercicio.

2. Ayuda

Otro beneficio de tener un compañero de entrenamiento de ejercicio es que es alguien que puede ayudarte cuando se trata de tus ejercicios de levantamiento de pesas. Tu compañero puede ayudarte con la fase positiva del press de banca durante tus últimas series. Tener un compañero te ayuda a mantenerte seguro durante tus levantamientos que evitan tensiones musculares y sobre todo, lesiones.

3. Críticas constructivas sobre la ejecución

Tu compañero de ejercicio también será uno de tus mayores críticos. Las críticas constructivas te ayudarán con tu forma, ejecución y manejo adecuado del equipo que puede ser de gran beneficio para tus ejercicios. Puedes pedirle a tu compañero que te observe mientras realizas el ejercicio y que siga los puntos en los que fallas en el ejercicio. Esto puede ayudar a prevenir lesiones y accidentes en el gimnasio.

9 beneficios de tener un compañero de ejercicio

4. Críticas constructivas sobre tu aspecto

Tu compañero también puede ser un crítico de tu aspecto. Un compañero puede decirte qué músculos te faltan por desarrollar o cuándo tu cuerpo está proporcionado o bien equilibrado. Ambos podéis convertiros en críticos beneficiosos el uno para el otro para ayudar a mejorar vuestros entrenamientos y vuestro físico.

5. Te ayudará a socializar

Cuando se trata de hacer ejercicio con un compañero, también puedes llegar a mezclarte con otras personas mientras realizas diferentes actividades de fitness. Esto te ayudará a socializar con diferentes personalidades y también aumenta sus posibilidades de ampliar tus conocimientos con respecto a ciertos enfoques de fitness.

6. Intercambio de ideas

Otra razón por la que un compañero de ejercicio debería estar siempre cerca es que puedes intercambiar ideas con tu compañero cuando se trata de ejercicios e ideas de fitness que os benefician a ambos. Puedes compartir ideas que hayas leído en alguna parte y probarlas para luego informar a tu compañero si te funcionan o no. Ir juntos a diferentes enfoques de actividades de fitness añade más emoción, anticipación y motivación. Añadir algo nuevo en cada sesión de ejercicio evita la meseta y el aburrimiento.

7. Refuerzo positivo

Las motivaciones suelen llegar en momentos inesperados y de personas inesperadas. A menudo, nos ejercitamos mucho, sudamos mucho y entrenamos mucho sin ver nuestro propio progreso. Aquí es cuando entra en juego tu compañero de ejercicio. Tu compañero puede notar tus progresos musculares e incluso puede reconocer que estás progresando con un vientre más plano, y/o corriendo más tiempo que antes. Esto puede convertirse en un refuerzo positivo que motivará a ambas partes.

8. Es más divertido

Con un compañero de ejercicio esperándote en el gimnasio o esperando los días de carrera por el parque, seguro que no pierdes ningún día para entrenar. Hacer ejercicio se convierte en algo más divertido y la idea de tener a alguien que te espere y haga ejercicio contigo hace que dejes las excusas y las tensiones que comúnmente sabotean un horario de entrenamiento consistente.

Otra gran motivación es cuando ambos compartís la misma música. Compartir la misma música al hacer ejercicio te ayuda a hacer más repeticiones y permite que el tiempo pase volando sin que te des cuenta. En caso de que tú y tu compañero no os llevéis bien con el género musical del otro, siempre podéis probar un nuevo género de música para compartir mientras corréis o hacéis ejercicio en el gimnasio.

9. Elimina los miedos

Tener un compañero de ejercicio elimina el miedo que tienen la mayoría de los principiantes. El miedo de que nadie les acompañe en el gimnasio, de que realicen el ejercicio con errores y muchos otros miedos se diluyen fácilmente con un compañero de ejercicio. Tanto si tu compañero es una «rata de gimnasio» como si no, tus ansiedades se verán reducidas con alguien que te enseñe o con alguien que exprese tus sentimientos justo antes y después de hacer ejercicio por primera vez.

Conclusión

Un compañero de ejercicio es un factor de motivación que todo aficionado al fitness podría utilizar siempre durante una sesión de entrenamiento. Por muy fácil o difícil que sea el entrenamiento, un compañero puede animarte, ayudarte a mantenerte seguro, a realizar los ejercicios correctamente y a proporcionarte un refuerzo positivo.

Aparte de estas razones, tu compañero también puede ser tu crítico que te ayudará a asegurarte de que tus entrenamientos y ejercicios están bien hechos. Por lo tanto, en lugar de ejercitarte solo la próxima vez que vayas a tu sesión semanal de levantamiento de pesas, anímate y pide a un amigo o a cualquier persona que se ejercite contigo. De este modo, conseguirás ejercitarte mejor y mejorar la vida de tu amigo o de otra persona al animarle a hacer ejercicio.

¿Le ha parecido interesante el artículo sobre los beneficios de tener un compañero de ejercicio? ¡Por favor, compártalo!

9 beneficios de tener un compañero de ejercicio


¿Te ha gustado?

¡Síguenos en Facebook!



Comparte en Whatsapp

Comparte en Facebook

Comparte en Twitter

Síguenos en Telegram