¿Se puede perder peso bailando? Te contamos cómo

¿Se puede perder peso bailando? Te contamos cómo

Se dice que la danza es tan antigua como el propio tiempo. Es un arte. Ha prosperado y avanzado de forma elaborada a lo largo de los milenios. Normalmente se utiliza para expresarse, pero ahora el baile se está popularizando como rutina para perder peso.

Si quieres perder peso y divertirte, el baile es la respuesta. Normalmente, un ser humano medio debería realizar una sesión de ejercicio físico de 30 minutos como mínimo. El baile es un ejercicio cardiovascular, por lo que es ideal para perder peso, al igual que el footing.

Muchos famosos lo utilizan como forma de entrenamiento. Si tienen que actuar en algún sitio, incluso se saltan el gimnasio diario, sabiendo que están cubiertos porque en su lugar bailan.

El baile mueve todo el cuerpo, poniéndolo en forma y flexible. Además, te hace sentir bien. Hay varias formas de baile, y cada una de ellas supone un desgaste diferente para tu cuerpo: en cada rutina, la quema de calorías es diferente.

¿Se puede perder peso bailando? Te contamos cómo

Formas de baile

A continuación se enumeran las formas de baile más populares utilizadas como ejercicio por personas de todo el mundo:

1. Zumba

Tiempo sugerido: 1 hora
Es un baile mixto de salsa y merengue, que se centra en todo el cuerpo.

2. Hip Hop

Tiempo sugerido: 1 hora.
Una rutina muy intensa que se centra en las caderas y la cintura.

3. Danza del vientre

Tiempo sugerido: 30 minutos.
Una forma de danza exótica, que se centra en las caderas, la espalda, los glúteos y los abdominales.

4. Estilo libre

Tiempo sugerido: 30 minutos.
Muévete libremente. No te preocupes por los pasos de baile exactos ni por los movimientos del cuerpo. Marca tu propio ritmo.

5. Baile en barra (Pole dance)

Tiempo sugerido: 1 hora.
El Pole Dance es una forma de baile eficaz para tonificar los músculos y moldear el cuerpo. Sin embargo, esta forma de baile se considera un poco difícil de dominar.

Dónde puedes encontrar estos bailes

Se ofrecen muchas clases de baile para niños y adultos. Muchos gimnasios ofrecen clases de aeróbic y Zumba. Si no te sientes cómoda bailando en público, puedes descargarte una aplicación para entrenamientos de baile o ver vídeos que te ayuden a aprender y entrenar cómodamente en tu casa.

Lo que hay que saber

El baile como medio para perder peso es una gran idea. Pero antes de ponerte a ello, asegúrate de saberlo todo. El nivel de intensidad de las formas de baile depende de la rutina que elijas. Los estilos de baile de movimiento rápido son más intensos que los bailes más lentos. La mayoría de las rutinas de baile utilizan todo tu cuerpo y supondrán un reto para tu cerebro mientras aprendes la coreografía y la forma y aprendes a seguir el ritmo.

Las zonas más marcadas en tu cuerpo mientras bailas son:

Núcleo
Los músculos del núcleo son los más profundos de tu cuerpo. Dependiendo del tipo de baile elegido, algunos de los pasos y movimientos emplearán los músculos centrales.

Brazos
Aunque la mayoría de los bailes se centran en la parte inferior del cuerpo, también se mueven los brazos al compás.

Piernas
La rutina de baile te hará realizar movimientos que trabajen la parte inferior del cuerpo, incluyendo los músculos de los muslos y los isquiotibiales.

Glúteos
El hip hop, la danza del vientre y el ballet, entre otros, incluyen movimientos que hacen trabajar los glúteos.

Espalda
El baile utiliza los músculos centrales, incluidos los de la espalda.

También ayuda a mejorar:

Flexibilidad
La mayoría de los entrenamientos de baile incluyen movimientos que mejoran tu flexibilidad.

Aumenta el ritmo cardíaco
El baile aumenta el ritmo cardíaco y mejora la respiración. Cuanto más movido sea el estilo de baile, mejor será para tu corazón.

Fuerza
Aunque no estés levantando pesas, te estás levantando a ti mismo, con el peso de tu cuerpo, lo que ayuda a desarrollar la fuerza muscular.

Comienza tu viaje de baile

1. Establece un objetivo. Conoce tu objetivo. Recuerda tu objetivo.

Elige la forma de bailar. Elige algo que te guste hacer para que sea menos probable que lo dejes. Establece un límite de tiempo. Conoce tu zona de confort: está bien superar tus límites un poco, pero no demasiado. Aumenta esos límites de forma constante para conseguir un progreso mayor y positivo.

2. Acompaña a alguien o que alguien te acompañe

Cuando estás con alguien, o le motivas o te motiva. Si crees que acabarás abandonando a mitad de camino, ten a alguien contigo que te haga volver a la pista.

3. Vístete bien

En el baile mueves todo el cuerpo. Usa el calzado adecuado, para que tus pies no se lastimen. Y lleva ropa no demasiado ajustada ni demasiado suelta, que sea cómoda. Las mujeres, sobre todo, tienen que asegurarse de que llevan el atuendo adecuado que sujete y proteja sus pechos para que no se muevan demasiado.

4. Calentamiento

Estira y afloja antes de empezar a bailar, igual que harías con cualquier otro entrenamiento. El calentamiento asegura que tus músculos estén preparados para la rutina. Si no lo haces, puedes sufrir un tirón muscular y lesionarte.

Pasos para bailar en casa

Muchos no se sienten muy cómodos bailando en espacios públicos, ni siquiera en un estudio. Aprender a bailar en casa es realmente genial. Puedes trabajar a tu propio ritmo. Sin embargo, es importante que te asegures de que estás bailando de forma segura y de que no estás forzando demasiado tu cuerpo. Si quieres hacerlo en casa, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán. Sigue estos pasos y bailar en casa será pan comido.

1. Elige un estilo

Busca entre los distintos estilos: mira vídeos en Internet, observa a bailarines actuando o lee artículos y libros, y elige el que más te convenga. Explora todos los estilos de baile que puedas antes de fijarte en uno.

2. Prepara tu espacio

Despeja una zona amplia de tu casa para poder moverte libremente sin chocar con los muebles en medio de tus pasos. Un espacio estrecho dificultará tu estilo. Coloca el vídeo en un lugar donde puedas verlo sin interrumpir demasiado tu rutina.

3. Domina los fundamentos

Antes de entrar de lleno en el baile, aprende los movimientos básicos. Para el hip hop, practica el movimiento básico de toque de paso. Para el ballet, aprende las cinco posiciones. Para los bailes de salón, haz girar a tu pareja. Sea lo que sea, tómatelo con calma. No te excedas en el ritmo.

4. Aprende la rutina

Probablemente tendrás que ver el vídeo que has elegido varias veces y practicar antes de cogerle el tranquillo. Una vez que lo hagas, los pasos fluirán. Baila frente a un espejo para ver cómo lo haces y cómo puedes mejorar.

5. Ponte en marcha

Asegúrate de calentar antes de bailar. Mueve los brazos y las piernas al ritmo. Cuanto más bailes, más a gusto te sentirás. Tal vez un día tengas la suficiente confianza para salir a bailar con tu familia o amigos.

6. Mantén la rutina

No lo hagas durante un par de días y te rindas. Si estás demasiado cansado, reduce el tiempo y haz descansos entre medias. Si tu plan es una rutina de una hora, haz un descanso cada 20 minutos.

7. Come sano

Por último, pero no menos importante, asegúrate de que tu dieta va bien con tu rutina. Tu cuerpo hace un gran esfuerzo durante el baile, así que lleva una dieta equilibrada que lo complemente. Se suda mucho, así que bebe mucha agua. Mantente hidratado.

Preguntas habituales de los principiantes

¿Se puede empezar si nunca se ha bailado?
Sí. Hay clases de baile y vídeos para principiantes. Si estás empezando, date tiempo y ten paciencia para aprender los movimientos. No lo conseguirás de la noche a la mañana, pero lo harás si sigues con ello.

¿Debe hacerse en el interior o en el exterior?
La mayoría de las clases de baile se imparten en estudios. Si tienes un espacio vacío en casa, donde puedas sudar un poco, ¡hazlo!

¿Necesito conseguir algo específico para mi entrenamiento de baile?
A veces. Normalmente no. Algunas clases requieren un calzado específico, como el ballet; para otras, como el hip hop, basta con unas zapatillas de deporte. Obviamente, necesitarás una barra para el baile en barra.

¿Puedo bailar si tengo algún problema de salud?
Si tienes algún problema de salud, como diabetes o hipertensión, fíjate en cómo te sientes antes, durante y después de bailar. Si te estresa demasiado, consulta a tu médico una vez. Si tienes una lesión, deja que se cure antes de empezar a bailar.

Resumen

Dependiendo del estilo de baile que elijas, puedes mejorar tu corazón, tus articulaciones, tu fuerza general, tu equilibrio y coordinación y tu sensación de bienestar. Si no puedes permitirte clases, prueba un DVD de ejercicios de baile o sigue un vídeo online en casa. ¡Feliz baile!

¿Le ha parecido interesante el artículo sobre cómo perder peso bailando? ¡Por favor, compártalo!

¿Se puede perder peso bailando? Te contamos cómo

Fotografía: Canva
Fuente: Healthify Me

Temas:


El consejo de su médico es importante. Lea nuestra información adicional




¿Te ha gustado?

¡Síguenos en Facebook!



Comparte en Whatsapp

Compartir en Pinterest

Comparte en Facebook

Comparte en Twitter

Síguenos en Telegram